Home / deportes / Mendoza tiene la primera instructora nacional de vóley

Mendoza tiene la primera instructora nacional de vóley

La licenciada Lorena Zapata fue designada por la Federación del Vóleibol Argentino y se convirtió en la primera mujer del país que llega a este cargo.

El viernes 16 de octubre, la profesora y licenciada en Educación Física, Lorena Zapata, recibió una nota formal en la que el presidente de la Federación del Vóleibol Argentino (FeVA) Juan Galeote; Rodolfo Quirós, secretario técnico nacional y Gabriel Salvia, secretario general, le informaban que fue designada como Instructora Nacional.

“Ser la primera mujer que ocupa este cargo en FeVA tiene un significado especial desde lo profesional, una designación por el trabajo, vale muchísimo”, contó emocionada la profesora de Maipú y continuó: “Ser la primera mujer en este cargo, calculo que marcará un antes y un después, en una sociedad en la que se busca equiparar, igualar o como le quieran llamar. Yo siendo mujer, solo agradezco que se haya valorado la capacidad, la dedicación y el compromiso laboral, desde el punto de vista de ser humano, no de géneros”.

Lorena Zapata vive en Maipú junto a su esposo Gustavo y sus hijas Candelaria (16), Federica (14) y Juana (11). Luego de muchos años de trabajo en el vóley de la provincia, la entrenadora recibió una noticia que coronó su labor junto cientos de deportistas mendocinos que aman el vóley. “Cuando recibí la noticia sentí sorpresa, agradecimiento, emoción…Fue muy fuerte. Solo leí y corrí a donde estaba mi familia para contarles. Cayeron algunas lágrimas de emoción, fue un momento de mucha felicidad”, expresó.

La flamante instructora nacional de 44 años, descubrió el vóley cuando tenía 11 años y a los 12 comenzó a entrenar en el polideportivo Juan Domingo Ribosqui, de Maipú. “Nunca fui una jugadora muy destacada, pero siempre supe que quería. Y era: ser profesora de Educación Física y jugar vóley, con el esfuerzo que los no tan talentosos hacen. En la actualidad no estoy jugando, más que nada por mis tiempos. Solo juego en las clases, cuando hace falta un jugador. Mi carrera deportiva fue muy sencilla: entrenamiento, partidos y alguno que otro viaje. El único título como jugadora fue campeona juvenil con la Municipalidad de Maipú”, comentó sobre su camino en el deporte.

Tal como lo expresa Lorena, la docencia marcó su destino: “Decidí estudiar Educación Física física desde que iba a 4º grado. Me di cuenta que el movimiento era lo mío, que tenía chispa y que quería estar con muchas personas. Desde el 2006 soy docente en la escuela primaria, “Lisandro Aguirre”, de Maipú. He trabajado de preceptora, de profe de gimnasio, hasta que pude retomar el trabajo de vóley en la Municipalidad de Maipú. También, hace años que coordino la escuela de verano deportiva del Ribosqui, con 680 niños la temporada pasada”.

En su desempeño como docente, la mendocina destaca los valores que se transmiten y lo gratificante que es trabajar con chicos, área en la que ha trabajado fuertemente junto al minivóley. “En el deporte se pueden aprender todos los valores, si bien deben venir desde casa, nosotros los profes y entrenadores reforzamos a diario el respeto, la solidaridad, empatía, cooperación, esfuerzo, trabajo en equipo, equidad, tolerancia. En el día a día, el cariño de niños y jóvenes, verlos crecer y ayudarlos en lo que se pueda, es para mí lo más gratificante”.

En su carrera como entrenadora, la actual coordinadora del minivóley en la provincia, contó: “Empecé a armar los equipos femeninos de la Municipalidad de Maipú y a los años llegaron los logros. Clasificaciones a regionales, copas argentinas, torneos abiertos. Hemos sido campeonas con Sub 13 en el 2017; ganamos un torneo muy importante en El Trébol, provincia de Santa Fe, en 2017. Desde el 2016 jugamos la Copa Argentina de Clubes. En el 2018 dirigí la Selección Mendocina y salimos subcampeonas en el Argentino, Mendoza hacia 20 años que no llegaba a la final. En el 2019, con Maipú Sub 13, ganamos todo. Fuimos campeonas regionales por primera vez en Maipú y fuimos nuevamente a la Copa Argentina. Tengo un excelente equipo de trabajo. Y entreno muchas jugadoras en las bases, de minivóley y Sub 12”.

Párrafo aparte para los encuentros virtuales que Lorena empezó a realizar este año con mucho éxito y convocatoria, en el marco de la pandemia. “El próximo sábado se realizará el segundo encuentro internacional. En el anterior hubo 11 salas de Zoom, con 1100 personas, para los que colaboré en la organización con FeVA”, aseguró.

Frente a la consulta sobre su designación como instructora nacional y qué considera ella que puede haber influido en la decisión de FeVA, manifestó: “El proceso…en verdad cálculo que ha sido el trabajo. Las horas de cancha, el trabajo con mis jugadoras, con mis alumnos de escuela, con mis compañeros de la institución donde me he podido desarrollar. Calculo también que los viajes, torneos, capacitaciones, el apoyo de mi familia y el día a día pensando en vóley todo el día. Las expectativas son muy grandes ahora, quiero seguir aprendiendo desde la cancha y desde la capacitación. Poder transmitir e inspirar a algunas personas, tal cual algunos lo hicieron conmigo. Aportar día a día un granito de arena al crecimiento y desarrollo del vóley argentino desde donde me toque estar”.

“Me gusta mucho entrenar y el patio de la escuela. Mis hijas me acompañan en todas y ese es mi éxito. También como todo, muchas veces por el vóley he dejado de lado algunas cosas, reuniones, cumpleaños, juntadas. Pero los que me quieren, siempre son los que han entendido” aseguró y destacó: “Mi misión es tratar de entusiasmar a los niños a meterse en el mundo del deporte, y si vienen al vóley. ¡Que no se vayan más!”.