Home / deportes / De la cancha al calabozo

De la cancha al calabozo

23 de octubre de 1969: Escandalozo final y tres jugadores entre rejas en partido por la Copa Intercontinental entre Estudiantes y el Milan.

El Milan de Italia se consagraba campeón de la Copa Intercontinental. En cancha de Boca pierde ante Estudiantes de La Plata por 2 a 1 (goles de Marcos Conigliaro y Ramón Alberto Aguirre Suárez, descontó Gianni Rivera),pero en la ida en San Ciro el Rossonero había ganado en la ida por 3 a 0 y se quedó con la Copa por difertencia de gol.

El partido terminó en un escándalo: Alberto Poletti, Eduardo Manera y Aguirre Suárez terminaron presos por agresiones a los rivales. (El General Onganía era el Presidente del pais en ese entonces)

Rivera terminó el partido con la cabeza abierta; Néstor Combín (argentino, nacionalizado italiano) sufrió la fractura de la nariz por un codazo y otros cuatros jugadores italianos fueron lesionados. Los expulsados, Manera y Aguirre Suárez, fueron detenidos. Y Poletti, por agredir a sus rivales luego del encuentro, también.

En consonancia con el gobierno de facto, la AFA aplicó sanciones “ejemplares”: Aguirre Suárez fue suspendido por 30 partidos, Manera por 20 y Poletti recibió una sanción de por vida. Cuando cayó el dictador Onganía, a mediados de 1970, el arquero fue indultado, tras haber pasado siete meses afuera de las canchas. Pero la frase de Bilardo, “La gloria o Devoto”, se instaló para siempre en el fútbol argentino.

A 50 años de un intento fallido de remontada en La Bombonera: la noche de  “La gloria o Devoto”, cuando Estudiantes escribió una página negra ante el  Milan por la Copa Intercontinental -
Hace 50 años, Estudiantes y Milan protagonizaron una de las finales más  violentas de la historia del fútbol - Clarín