Home / economía / Desde Coninagro repudiaron la ocupación de campos

Desde Coninagro repudiaron la ocupación de campos

El presidente de la entidad Carlos Iannizzotto, expresó su desencanto por la situación de inseguridad en zonas rurales. “Me parece mal que haya ocupación de campos”

En declaraciones radiales, se le consultó sobre los hechos de inseguridad, ocupación y tomas que se registran en el país, y Iannizzotto dijo: «Creo que se mezclan las cosas, hay temas particulares que son de carácter eminentemente judicial en el cual se meten la política y temas familiares».

«Indudablemente que hay una situación de inseguridad rural que de a poco va creciendo y esto lo conversamos con funcionarios», sostuvo y agregó que: «va creciendo fruto de una falta de política en materia de prevención, de equipamiento , de una justicia que no está preparada y ya hemos visto que en los casos de delito rural si no se actúa rápidamente desaparecen los elementos probatorios y el productor agropecuario queda desvalido», redondeó.

«Frente a nuestros reclamos, el Gobierno manifestó que están instrumentando medidas judiciales y sobre todo medidas para que la policía logre evitar avanzadas delictivas que ponen en peligro no sólo a la producción y al derecho a la propiedad, sino a la vida misma».

Ianizzotto indicó los motivos por los que se dificulta el acceso a datos concretos sobre los casos de inseguridad: «Por diferentes razones a veces el productor no hace la denuncia, por ello desde Coninagro elaboramos un protocolo y una guía de acción para que los cooperativistas sepan cómo actuar ante casos delictivos, pero notamos que se paralizan por la bronca, estamos en un contexto complejo por todo lo que vivimos desde lo sanitario y económico, por eso los estamos animando a que hagan las denuncias y esperemos que la justicia sea rápida al recibirlas, es algo que venimos planteando desde junio», afirmó a radio Nihuil.

«En el tema de la ocupación y toma de tierras, mi visión particular es que hay que distinguir lo policial de lo judicial y también abordarlo desde la problemática social; es decir no hay una política demográfica rural planificada para recibir a familias de jóvenes, si hubiera un plan integral desde lo político que abarque un plan demográfico para el déficit habitacional, un esquema que tenga en cuenta aspectos sociales básicos como educación, caminos rurales, infraestructuras mínimas edilicias con dignidad para vivir y trabajar en el campo», finalizó Ianizzotto.