Home / tecnología / El uso de las nuevas tecnologías durante la pandemia, abren el camino a la Cultura DevOps

El uso de las nuevas tecnologías durante la pandemia, abren el camino a la Cultura DevOps

Las organizaciones deben crear un ambiente de aprendizaje y adaptación, antes de implementar nuevas tecnologías. Este cambio cultural que se debe adoptar, resultará fundamental para incorporar lo que se conoce como la Cultura DevOps.

Toda organización, antes de implementar cualquier proceso, herramienta o tecnología debe enfocarse en crear un ambiente de aprendizaje, experimentación y adaptación, que resulta fundamental para iniciar el camino hacia DevOps (acrónimo inglés de development y operations). Esta práctica está centrada en la unión de personas, procesos y tecnología para ofrecer valor a los clientes de forma constante.

Unir las palabras Development y Operations, tiene como objetivo unir dos mundos entre los cuales generalmente hay mucha fricción. Se habla de “cultura DevOps” quizá porque es algo que está relacionado más con las personas y sus formas de trabajar, y no solo con las tecnologías, se trata de unir dos cosas que están históricamente separadas: la construcción del software (el desarrollo) y la operación del mismo.

Iniciar un cambio es un proceso difícil en todos los ámbitos. No obstante, hay tres aspectos clave que deben tener en cuenta las organizaciones para comenzar a implementar la cultura y las prácticas DevOps. En primer lugar, se debe romper con los silos, promoviendo la colaboración entre los equipos de Desarrollo y Operaciones. Esto es muy importante para alinear a todos con los objetivos y lograr mejores resultados en conjunto para construir propuestas de valor de punta a punta. Seguidamente, deben acostumbrarse al constante aprendizaje, ver los errores como oportunidades de nuevo conocimiento, es decir, perder el miedo a equivocarse, probar continuamente y adoptar procesos nuevos. Una vez que las organizaciones internalizan estos aspectos, es el momento en el que están preparadas para adoptar tecnologías para la gestión, automatización, monitoreo, integración, entrega continua, entre otras. Cabe destacar que el ciclo DevOps nunca se detiene y va madurando progresivamente.

Es recomendable que las herramientas seleccionadas ofrezcan una integración de sus servicios que abarque todo el ciclo de vida de desarrollo del producto, ayudando al equipo a ofrecer software más rápido y de mejor calidad. Algunos de los beneficios de los equipos que adoptan la cultura, prácticas y herramientas de DevOps son:

● Mejora de la velocidad, seguridad y calidad del proceso de desarrollo

● Publicaciones de versiones de software con mayor frecuencia

● Escalabilidad en las aplicaciones

● Agilidad de respuesta ante incidencias y recuperación en caso de fallos

● Creación de entornos altamente colaborativos

Esta mejora en la productividad de los equipos, será también fundamental para llegar a los objetivos del negocio como:

● Reducción del time-to-market

● Adaptación al mercado y a la competencia

● Mantenimiento de la estabilidad y la confiabilidad del sistema

Bajo nuestra perspectiva, podemos resaltar que la adopción de las prácticas DevOps – acompañada de procesos ágiles bajo el marco de trabajo Scrum – ha sido una experiencia muy positiva en estos últimos años, que nos ha permitido alcanzar los objetivos del negocio y de nuestros clientes en menor tiempo. Los equipos han acoplado esfuerzos para generar entregables de valor, eliminando tareas manuales, que en consecuencia evitan errores. La automatización del proceso CI/CD (Integración Continua/Entrega Continua) en los distintos ambientes de los proyectos de desarrollo, ha mejorado notablemente los tiempos de despliegue y de dependencia de procesos manuales. Asimismo, se logra con la automatización hacer visibles los resultados para todo el equipo y promover el trabajo colaborativo entre los integrantes de Desarrollo y Operaciones.

En resumen, podemos recomendar 5 buenas prácticas para crear un entorno que facilite el desarrollo de equipos de alto rendimiento y dé como resultado una implementación exitosa con DevOps:

  1. Crear una cultura de aprendizaje continuo y colaboración entre todos los miembros del equipo. No temer a equivocarse. Por el contrario, aprender de los errores y capitalizar esas experiencias en pos de nuestro propio beneficio.
  2. Fomentar el empoderamiento de los miembros del equipo, haciéndolos dueños de los procesos y de su gestión para un desempeño óptimo.
  3. Adoptar herramientas de gestión e integración que permitan visualizar el proceso a todos los involucrados.
  4. Implementar prácticas CI/CD para el control permanente de todo el ciclo de vida de la aplicación, desde la etapa de integración de código y pruebas hasta la distribución e implementación.
  5. Definir las necesidades de automatización. Ejemplo: parte de pruebas manuales que ejecuta el equipo de testing y pruebas de regresión automatizadas de ciertos procesos críticos.

Es así como al adoptar una Cultura DevOps como filosofía de trabajo junto con prácticas y herramientas, los equipos adquirirán la capacidad de responder mejor a las necesidades de los clientes, aumentar la confianza en las aplicaciones que crean y fundamentalmente alcanzar los objetivos empresariales en menos tiempo, ofreciendo valor a los clientes.

Por Carolina Calderi, Líder de Proyecto de Liveware I.S.