Home / opinión / El turismo debe volver

El turismo debe volver

Siete meses después del cierre de todo -hasta las fronteras- estamos convencidos de que el Turismo debe volver.

Mucho es por lo que hemos pasado. Limitaciones a nuestros derechos, miedo a la enfermedad, proyectos para mejorar la atención de salud, empresas que se fueron, pymes que cerraron, empleos que se perdieron y mucho sufrimiento de todos los argentinos.

Podríamos detenernos en una innumerable cantidad de puntos pero, después de más de un millón de contagiados y más de 30.000 muertos, el factor económico no se destaca por haber salido mejor parado.

Como no existe mejor argumento que números y porcentajes; exponemos los motivos por lo cual afirmamos que El Turismo debe volver:

  1. En cada uno de los siete años que siguieron a la crisis económica mundial de 2010, el número de llegadas de turistas internacionales en todo el mundo creció al 4% o más.
  2. En Mendoza, “esta noble actividad genera 45 mil puestos de trabajo directos y representa el 6,4% del Producto Bruto Geográfico provincial, aportándole a la economía local en 2018, $34.000 millones”, según lo manifestó la anterior presidente del Emetur, Gabriela Testa.
  3. Esto en relación a los empleos directos. Pero es indudable que existe una incontable cantidad de empleos satelitales que también dependen del ir y venir de turistas por toda la provincia.
  4. Según el INDEC, en 2019 y en comparación interanual con 2018, la cantidad de viajeros que arribó a la ciudad de Mendoza creció un 8.9% y las pernoctaciones un 8,4%. Tendencia alcista que se preveía para 2020.
    El año pasado también, visitaron la provincia 690.024 pasajeros, 412.766 residentes en el país (representó un incremento del 9,5% respecto a los 12 meses de 2018) y 277.258 extranjeros (una suba del 8,1%). Al hablar del total de reservas registradas en Mendoza, estas ascendieron a las 1.322.475 noches, 633.575 correspondieron a los viajeros no residentes en Argentina (3,3% más que en 2018).
  5. En 2019, llegaron a la ciudad de Mendoza 63.981 personas (un 22% más que lo registrado en 2018) y 143.710 pernoctaciones (16% más que el año anterior).

Todos estos datos confirman que Mendoza, a pesar de todos los vaivenes de la economía argentina, registraba un crecimiento en el sector servicios y esto era traccionado, sin dudas, por el Turismo.

Entonces ¿por qué no permitir que esta fuente de empleo y movimiento vuelva a funcionar? El mundo sigue girando, las actividades con más o menos apertura, siguen en marcha y en nuestro país se están abriendo los vuelos de cabotaje solo para personas esenciales y políticos, ya que no se permiten para el área corporativa y no se autorizan para el Turismo Interno, menos aún para el receptivo y sobre esto último debemos hacer una reflexión valedera.

El Gobierno Nacional acaba de autorizar el libre ingreso únicamente a CABA por Ezeiza de turistas de países limítrofes, para desarrollar lo que se llama el “Tour de Compra“ y trascendió que el Gobernador Suárez ha solicitado la apertura del Turismo Interno y la respuesta ha sido negativa.

¿Qué impide que se abran las fronteras con Chile para aprovechar el citado plan y así dinamizar las actividades comerciales de toda la Provincia y además, autorizar el regreso de los buses de media y larga distancia hacia y desde ese país?

Nuestra apuesta es hacia la apertura total. Con el máximo respeto a los protocolos sanitarios, para cuidar la salud de visitantes y locales. El Turismo es, sin dudas, un recurso que tenemos disponible y para el cual contamos con una infraestructura que no sabemos cuánto va a poder soportar esta parálisis.

Las autoridades deben comprender esto: El Turismo significa una porción importante del PBI tanto Provincial como Nacional. Es un claro ejemplo de una actividad que genera riqueza, la cual se necesita desesperadamente para poner en marcha nuestra economía.

Hoy, nuestro país, dada la situación cambiaria, presenta una oportunidad inmejorable para el turismo receptivo, en principio de países limítrofes y a medida que se vaya superando la pandemia, de todo el mundo. Eso no solo beneficiaría a negocios directamente relacionados como hoteles, transportes turísticos, bodegas y restaurantes, por nombrar a algunos, sino también a todos los comercios que se encuentran en zonas de tránsito de visitantes y las industrias relacionadas con toda la gama de actividades que los atienden.

De los funcionarios requerimos que se encarguen del tratamiento de los temas de salud y que nos faciliten la vuelta al trabajo, con condiciones que impulsen la actividad, rebajas impositivas y medidas de apoyo.

A nosotros nos toca trabajar responsablemente para la prevención y hacer lo que sabemos hacer: generar empleos y poner la maquinaria en movimiento, antes de que sea demasiado tarde.

UCIM
facebook: UCIM
Twitter: @UCIMza