Home / economía / “Necesitamos cincuenta litros de vino para pagar el jornal de un trabajador”

“Necesitamos cincuenta litros de vino para pagar el jornal de un trabajador”

Así lo ejemplifica el titular de la Asociación de Viñateros de Mendoza, Eduardo Córdoba, al ser consultado por la situación de los productores vitícolas de la provincia.

Con mucho esfuerzo los viñateros llegaron a octubre con las labores de poda y atadura terminadas en todas las provincias cuyanas. Los indicadores económicos marcan a las claras un desfasaje entre el crecimiento de una actividad vitivinícola creciente y que no se detuvo con la pandemia, a la realidad de los pequeños viñateros que no puede afrontar sus costes. “Al comienzo tuvimos que pagar la cosecha y quedamos endeudados. Luego vino el trabajo de poda y atadura. Todos los viernes tenemos que afrontar el pago de los jornales. Vendimos nuestras uvas y vinos a principios de años con costos diez meses posteriores”, afirma Córdoba.

Respecto al incremento de las superficies cultivadas en Mendoza el referente de los viñateros aseguró que es un indicador para analizar mejor. “Cada vez hay menos productores. Si bien la superficie cultivada va aumentando levemente, este dato marca a las claras la concentración de propiedades a grandes firmas y los pequeños productores van quedando en el camino”, menciona el presidente de AVM.

Si bien los datos del incremento del consumo de vino y su precio han tenido un incremento la actividad viene de tres ciclos completos de manera estancada. La inflación es uno de los problemas que deterioran la actividad y las bonanzas temporales de los valores. “El productor compra insumos en dólares y recibe sus ganancias en pesos. Es una situación complicada si no se tonifica en precio que se le paga al productor. Debemos apoyar la actividad toda, pero tenemos que fortalecer una adecuada distribución en toda la cadena productiva”, aseguró.

Corroborando la hipótesis de los desvaríos en entre las ganancias y costos, el presidente de la Asociación de Viñateros de Mendoza, da dos ejemplos concretos. “Las comparaciones son terribles. Necesitamos el valor de cuatro litros de vino para comprar un litro de gasoil. Necesitamos el valor de cincuenta litros de vino para pagar un día de jornal de un obrero”, argumenta Córdoba. Los 17.000 productores vitícolas que existen en el País generan trabajo e inyectan dinero en las zonas rurales. Se pagan obreros, se compran insumos y se compran artículos de necesidad en las zonas rurales. Esta es la importancia de defender una actividad que genera ganancias genuinas en el campo.

Los desafíos a futuro estarán centrados en varios frentes. Desde la actividad mantener los trabajos agrícolas para llegar a una buena vendimia. Para ello deberán atender los peligros de las heladas tardías, lidiar con el potencial granizo y las plagas. Otro factor de análisis será la llegada de los trabajadores golondrinas para levantar las cosechas en épocas de incertidumbre por la pandemia mundial de coronavirus. “Desde COVIAR, donde la Asociación de Viñateros es parte, planteamos en una reunión con la Diputada Nacional Anabel Sagasti, y el titular del Instituto Nacional de Vitivinicultura Martín Hinojosa y también hacemos lo propio con las autoridades provinciales para resolver esta problemática anticipadamente. No es un problema sólo de los viñateros, sino también de chacareros, y toda la agricultura mendocina”, afirmó Córdoba.