Home / opinión / La educación como base de todo

La educación como base de todo

Desde UCIM pensamos que la educación es la base de todo: de una buena ciudadanía, de un buen desarrollo económico, de buenos gobernantes, de la vida integral del país.

El intento de debate (pendiente) sobre la educación en la provincia, llevó a preguntarnos sobre la importancia de la preparación de nuestros niños, niñas y jóvenes hacia un futuro.

Pero la educación no depende solamente de una ley, ni del Poder Ejecutivo, ni del Estado provincial, ni del nacional. Es un tema que nos involucra a todos.

Desde cada familia pasando por la escuela, pero extendiéndose a clubes deportivos, disciplinas artísticas o actividades de la procedencia que sea, la persona se va educando en el respeto de las normas, en la convivencia, en el diálogo, en el disenso constructivo, etc.

La educación formal, por supuesto es importante para el desarrollo de las personas que mientras más cultas sean, mejores decisiones van a tomar y más protagonista de la vida social, económica, cultural podrán ser.

El resultado de las evaluaciones Aprender nos da, cada año, un panorama claro de que no estamos tomando el camino correcto a la hora de enseñar. Pero esa no es la única evidencia.

Mirar los diarios de nuestro país, nos muestran lo mal que estamos. Hechos de violencia, justicia por mano propia, abusos y corrupción, líderes sociales y políticos de poca moral, falta de respeto a las mínimas normas, usurpaciones, atropellos por solo nombrar algunos temas, nos dan un baldazo de realidad y nos demuestran que la educación, desde una manera integral está fallando.

La falta de cultura de trabajo, de movilidad social, del esfuerzo para conseguir objetivos, de organización, también son una evidencia de la crisis de identidad y abulia de nuestro pueblo.

La pandemia de covid-19 parece haber llevado al extremo muchas situaciones, pero no nos equivoquemos, no es la causa, sino un un factor que aceleró muchas de las consecuencias no deseadas de esta falta total de formación, de falta de respeto a las normas que sufrimos, mendocinos y argentinos.

Este panorama nos invita a reflexionar sobre qué debemos hacer para mejorar e involucrarnos en acciones que contribuyan a mejorar la educación y asumir la responsabilidad que tenemos ante nuestros niños, para dejarles un mundo mejor y para que puedan hacerse responsables de ese mundo.

Civilización o barbarie, parecen ser nuevamente un debate urgente, casi dos siglos después…

UCIM
[email protected]
facebook: UCIM
Twitter: @UCIMza
Google+: Prensa UCIM