Home / deportes / El Gigante de la Avenida Montes de Oca reabrió sus puertas

El Gigante de la Avenida Montes de Oca reabrió sus puertas

Tras ocho meses de inactividad el turf mendocino pudo regresar a la arena del Hipódromo Andino en Godoy Cruz. La actividad dejó de ser noticia por sus reclamos para comenzar a disputar carreras de caballos, el estado más esperado por toda la gente que disfruta de este deporte.

La jornada se efectuó sin público (sólo podrían entrar al recinto tres personas por caballo) pero las carreras fueron transmitidas a través del canal de youtube del Instituto Provincial de Juegos y Casinos durante todo el programa.

El resultado fue por demás positivo a grandes rasgos, pero claramente aún hay muchos engranajes por aceitar. La jornada terminó con un atraso de más de 40 minutos (esto más allá de que había una hora entre carreras y carrera). Este y otros aspectos deberán ser trabajados de cara al futuro para poder seguir creciendo y ordenando.

En lo que se refiere a lo estrictamente turfístico el gran ganador del día fue el zaino Témpano Sam. El pupilo de Abrales era el favorito de la prueba y no tuvo problemas para quedarse con el clásico. La fortuna también estuvo de su lado, ya que perdió a tres bravos rivales a último momento: Nevado de Colima (fue retirado), Recit Stone (fue sujetado por su jinete y cruzó al tranco) y Pedrint (el buen caballo de la caballeriza El Principiante se “rompió” durante la carrera y finalmente tuvo que ser sacrificado).

El otro clásico del día (de 1100 metros) tuvo como protagonista a Gray Fox. El hijo de Roman Ruler volvió a dejar muy en claro que cuando está bien de salud es uno de los animales más guapos del Hipódromo de Mendoza.

Alma Burrera dice:

Pasaron más de ocho meses. Atrás quedaron muchos días donde caballos no podián hacer lo más les gusta, correr; de profesionales y trabajadores rogando que los patrones (ojo, se la bancaron manteniendo la fuente de trabajo) no se llevaran los caballos; de jockeys montando sin incentivos. De reclamos, protestas y desencuentro entre gente que queria lo mismo y no se entendian. De querer y no poder. Hoy por fin, cuando se abrió la gatera de La Barbieri (quedará en la historia), tomámos conciencia que la pesadilla quedó atrás y la familia hípica recuperó la felicidad (y el trabajo). Se arrancó con novedades que llegaron para quedarse y hacernos mejores (excelente la trasmisión en directo por el canal del Instituto en Youtube y el deseo de ir mejorando hasta recuperar la normalidad. Todo salió bién, se cumplió a rajatabla con el protócolo y ahora se va por más. Quizás en la reunión de cuadreras del 6 diciembre se puedan correr más carreras, con más caballos y con algo de público (hoy Río Cuarto corrió con gente y Palermo arranca mañana). Mucho entusiasmo en los dirigentes del Instituto y caras con ganas de darle para adelente, conformes por lo bién que se desarrollo la reapertura. Se dio el primer paso, valoremos su importancia.

HABLEMOS DE CARRERA

Sin dudas el esperado triunfo de Témpano Sam fue lo principal. En accidentada carrera (Nevado de Colima se disparó de partidores, Pedrint se rompió mal y Recit Stone tuvo que levantar) se bancó el acoso del debutante Superman (de gran carrera) y lo dominó en el final. Pero el que despertó asombro fue Gray Fox. Puesto (rearmado) con los diez por el “mago” Omar González (el hombre tiene su receta, a muchos podrá no gustarle, pero sus caballos siempre corren bién) se ubicó al frente desde el salto y administrado al milímetro por Horacio Betansos dejó con las ganas a King Ruler. Festejo desaforado de José Nuñez y la barra. Un lujo. Otro que dejó excelente impresión fue el potrillo Fall Away, que le dio un alegrón grande a Marcelo Sarobe. Puesto al oléo por Andrés Coria (pegó doblete en la última con Meneao Rye), un pibe que sabe lo que hace y que aprendió de pe a pa el “librito” de su papá, el recordado Gabriel, sorteó mil tropiezos y enlazó justo en el disco a Rapadito.

Algunos dirán que ganó corto pero este, lo firmo, sirve. En la primera La Barbieri le ganó a Havana Club y despertó el primer festejo post pandemia y subieron al podio, además, Spring Ever, que le cortó el vuelo a Ansinna en los metros finales; Huracán de Agua, que se los trajo a la rastra (ojo con Tufilaro en cuanto salga); Licha First, que le ganó a Columbos Princess la de potrancas; Ricina, que debutó a lo grande y le ganó a Brujita Lizardi y, además, le dio su primera victoria en el codo a Jorge Segura y bajó la cortina Meneao Rye, luciendo las históricas sedas del stud La Verde.

Párrafo final para los dobletes de Rubén Stirpa, Walter Escudero, Gerardo Tempestti y Fabián González. Nos vemos en la próxima

Gentileza Sebastián Cutugno de Alma Burrera y Alejandro Navarrete para CuyoNoticias / Crédito de las fotos: José Maluf