Home / salud / El corazón no se toma vacaciones

El corazón no se toma vacaciones

Debido a la pandemia causada por el Covid-19, las consultas y controles médicos disminuyeron notablemente a lo largo del 2020. Las personas con factores de riesgo cardiovascular o que conviven con alguna patología cardíaca diagnosticada forman parte de las llamadas “población de riesgo” cuando padecen Covid-19.

Desde la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC), el colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (CACI), el Colegio Argentino de Cirujanos Cardiovasculares (CACCV) y la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina y Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio (ADECRA+CEDIM) a través de la web https://cuidandotucorazon.com/confia-en-tu-corazon/ instan a los pacientes para que realicen sus controles y consultas médicas para evitar complicaciones que requirieran hospitalización y/o cuidados intensivos en pacientes cardiovasculares.

La llegada del Covid-19 modificó la vida de todas las personas en el mundo. A comienzos del año y con el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, las consultas y controles médicos, disminuyeron notablemente; en muchos casos, por temor al contagio del Covid-19. Sin embargo, y aún ahora cuando nos encontramos en el país en la etapa de aislamiento, las consultas médicas de rutina no logran retomar a los niveles que se encontraban en diciembre 2019. “Si bien notamos que hay un relajamiento por parte de la población, con respecto al Covid-19, especialmente entre los más jóvenes, no vemos que esto se traduzca en consultas médicas que solíamos tener”, mencionó Dr. Alberto Alves de Lima Director Médico de ICBA, Instituto Cardiovascular y miembro de la comisión de directores médicos Adecra+Cedim, y agregó, “A partir de que el Covid-19 se instaló en la sociedad y fueron pasando los meses, evidenciamos una mayor afluencia de la gente a las consultas, con respecto a los primeros meses del año, pero sigue estando por debajo de lo que estaba el año anterior”.

Los últimos meses del año, y en especial diciembre, suelen ser aquellos en donde la población tiende a delegar los controles y chequeos médicos. “No tiene una coherencia lógica en sí, pero de alguna manera, los pacientes tienden a darle un cierre al año y con eso, un mayor descuido a su salud durante este mes”, señaló el Dr. Alberto Alves de Lima Director Médico de ICBA, Instituto Cardiovascular y miembro de la comisión de directores médicos Adecra+Cedim.

Durante los meses de verano es cuando mayor capacidad ociosa hay en los centros de salud, debido a este relajamiento por parte de la población y a la salida de vacaciones, los controles que se realizan a comienzos o fines de año son ideales para aquellos que suelen postergar la visita al médico. “Nosotros recomendamos que los controles se realicen todo el año, pero es real, que a fines y comienzos del año nuevo suelen estar los equipos de salud disponibles, los turneros habilitados y un menor volumen de pacientes, lo que hace más relajada la visita anual”, agregó el Dr. Alves.
Además, con el Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio, comenzó la reapertura de lugares de esparcimiento y actividad física, lo que implica un control físico de aquellas personas que realizan ejercicios y que, aunque no posean patologías de base deben saber como se encuentra su salud general. “Las personas que realizan actividad física deben conocer cuál es su estado general y para eso, deben realizar una consulta médica. Todos en algún momento del año debemos por lo menos saber en qué niveles se encuentra nuestro colesterol”, señaló el Dr. Alves y agregó, “Si bien, las enfermedades coronarias suelen comenzar a los 55 años, aquellas personas que tengan antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares deben realizarse controles a partir de los 40 años. Esto implica un control del colesterol, visita al diabetólogo, análisis cardiovascular, electrocardiograma y la prueba de esfuerzo”.