Home / policiales / Detienen a un ex cura sanador en San Luis

Detienen a un ex cura sanador en San Luis

Se trata de Miguel Angel Santurio, un ex sacerdote que fuera expulsado de la Iglesia Católica y ahora fue detenido en la provincia por orden de un juez de Misiones. Está acusado de abuso.

Miguel Ángel Santurio, el cura “sanador” que fue expulsado el año pasado de la Iglesia Católica, quedó detenido ayer a pedido de la Justicia de Misiones, que lo investiga por los abusos a tres chicas.

“Lo interceptamos en la vía pública, más precisamente en Catamarca antes de llegar a La Pampa, cuando Santurio iba en una camioneta Fiat Qubo gris”, afirmó al Diario de la Republica el comisario Marcelo Sosa, jefe de la División Investigaciones. El arresto se concretó a las 16:30, aproximadamente, cuando el cura salía de hacer un programa de radio.

Mabel Gordillo y colaboradores de la FM “Nueva Estación” recién se enteraron pasadas las 19 de que el sacerdote era buscado por la Policía. “Hace un mes que empezó el programa. Lo hace los miércoles, jueves y viernes, de 14 a 15:30”, dijo Mabel, conductora de la radio ubicada en el barrio Los Paraísos. Dijo que Santurio “no se escondía”, que celebraba misas de sanación y que recibía el llamado de los fieles, a quienes les daba consejo o aliento espiritual para resolver los problemas que los aquejan.
Ahora, quien tendrá que encontrar fuerzas para reconfortarse es el propio sacerdote, ya que tendrá que esperar en la división la llegada de una comisión policial de Misiones, que vendrá a buscarlo para ponerlo a disposición de la Justicia de esa provincia.
El comisario mayor Jorge Gaona, de la Dirección de Investigaciones Complejas de la Policía de Misiones, informó anoche que era probable que los efectivos salieran hoy hacia San Luis.
Sosa precisó que los investigadores de Misiones les pidieron mediante una nota la colaboración para dar con Santurio, porque tenían el dato de que estaba acá. El escrito que dice que mediante el oficio 2054 /13, librado por el Juzgado de Instrucción Nº 3, secretaría Nº 1 de la Primera Circunscripción Judicial de Posadas, las autoridades piden la “individualización e inmediata detención” del pastor.
La causa por la que es requerido es aquella que se abrió en 2009, cuando tres jóvenes de la congregación que Santurio formó en la provincia del norte lo denunció por presuntos manoseos y abusos sexuales. El escándalo estalló en una radio, donde las chicas hicieron la revelación, y después la acusación llegó a la Justicia.
Los dichos derivaron en el despido del cura, quien regresó a San Luis. Pero la Justicia provincial y la federal de Misiones consideraron que no había pruebas para procesarlo. Sin embargo, para las autoridades religiosas, había elementos para impulsar el juicio canónico. En una visita a Roma, monseñor Jorge Luis Lona promovió la acción contra el sacerdote, con las denuncias por corrupción y abuso que facilitó el obispo de Puerto Iguazú, Marcelo Martorelli, quien lo había echado.
En noviembre de 2012 la Diócesis de San Luis informó a través de un comunicado que el Tribunal Eclesiástico Nacional había resuelto expulsar al presbítero del estado clerical, lo que significaba que no podía realizar ningún tipo de acto religioso o sacramental. Entonces, el cura, famoso por las misas sanadoras, encontró refugio en la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa Americana.

Fuente: Diario de la Republica