Home / política / Impondrán duras sanciones a los padres que agredan a maestros

Impondrán duras sanciones a los padres que agredan a maestros

La DGE presentó una iniciativa que establece sanciones a los padres que agredan física o verbalmente a los docentes. Pueden ir a la cárcel o pagar multas económicas en caso de violencia hacia al docente.

María Inés Abrile de Vollmer presentó ante el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús y la vicepresidenta de la comisión Bicameral de Educación Lorena Saponara, un proyecto de ley del Ejecutivo que plantea la modificación del artículo 43 de la Ley N° 3365 –  Código de Faltas de la Provincia de Mendoza – y modificatorias, con el fin de proteger los derechos y potenciar el rol del docente, como también poner límites a los padres que agredan física o verbalmente al personal docente, no docente y directivos.
De esta manera el artículo 1° quedaría redactado de la siguiente manera “El que, en lugar público o privado abierto al público, ofendiere en forma personal y directa con burlas, mofas, palabras, señas o actos a un funcionario público en razón de su cargo y siempre que el hecho no constituya delito, será castigado con arresto hasta tres (3) días o con multa hasta trescientos (300) pesos. Si el ofendido fuere miembro de los Poderes Ejecutivos, Legislativo o Judicial, nacionales o provinciales, del Tribunal de Cuentas o representantes del cuerpo diplomático o consular nacional o extranjero de un Estado amigo, o personal docente o no docente con desempeño en establecimientos educativos públicos de gestión estatal o privada, la pena podrá ser aumentada hasta treinta (30) días de arresto y la multa hasta tres mil  (3000)pesos”.
Además, se propone la incorporación del artículo 47 quater, que sería el siguiente “El que con burlas, mofas, palabras, ademanes, señas o actos, intimide, turbe, menoscabe o agreda en su integridad física, psicológica, sexual o patrimonial a un trabajador de la educación, sea docente o no docente, o aún funcionario de la Dirección General de Escuela (DGE) como motivo del cumplimiento de sus tareas, será castigado siempre que el hecho no constituya un delito o una infracción más grave prevista en este Código, con arresto hasta treinta (30) días o multa hasta tres mil (3000)pesos”.
Finalmente, el artículo tercero dispone incorporar en la Ley n°3365, el siguiente texto; “ Omisión del deber de vigilancia activa de los padres”, “Artículo 125 qui: Aquellos padres, tutores, o curadores de menores de edad que, de manera reiterada e injustificada, omitieren cumplir los compromisos a sumidos con los establecimientos educativos, el horario de ingreso a clases y retiro de los menores luego de finalizado el horario escolar, la concurrencia a citaciones efectuadas por escrito por las autoridades escolares correspondientes, a las cuales estuvieren obligados en ejercicio de su deber de guarda, serán castigados si el hecho no constituye una infracción más grave, con arresto de hasta treinta (30) días o con multa de hasta tres mil (3000) pesos. Las autoridades del establecimiento escolar deberán dar intervención a los organismos públicos de protección de derechos que correspondan cuando los incumplimientos aludidos pongan en peligro la integridad y seguridad psicofísica de los menores”.