Home / sociedad / Activistas de Greenpeace detenidos en Rusia

Activistas de Greenpeace detenidos en Rusia

Treinta activistas de Greenpeace fueron detenidos el jueves pasado mientras protestaban contra la exploración petrolera en el Ártico, llegaron al puerto de la ciudad de Murmansk y fueron trasladados a un Comité de Investigación. Después de 4 días bajo la custodia armada de autoridades rusas en el mar, hoy Camila y Hernán, dos activistas argentinos y los demás ambientalistas detenidos fueron acusados de piratería.Podrían ser condenados a 15 años de prisión.

Luego de que el barco Arctic Sunrise fuera anclado en una bahía cerca de la ciudad de Murmansk los activistas descendieron y fueron trasladados en dos micros hacia el edificio del Investigative Committee de Rusia.

Una delegación diplomática compuesta por 18 personas de 9 nacionalidades, que horas atrás subieron a bordo y mantuvieron reuniones con los activistas de sus respectivas nacionalidades.

Diputados presentaron un proyecto de declaración en el Congreso expresando su enorme preocupación por la detención y solicitando al Gobierno Nacional que lleve adelante ante el Gobierno de la Federación de Rusia todas las gestiones necesarias y urgentes para que se disponga la inmediata libertad de los activistas y se expliquen fundadamente los cargos en su contra.

 Situación Legal
Las autoridades de investigación del Servicio Federal de Seguridad Ruso (FSB), emitieron una declaración en la que afirman que han abierto una investigación criminal acusando a los activistas de la piratería. Esto significa que aún no existen acusaciones formales por lo que, al momento, se desconoce lo que ocurrirá en términos legales.

En la últimas horas tanto el cónsul argentino, Jorge Nicolás Zobenica, como el equipo de Greenpeace mantuvieron contacto con los activistas que estaban a bordo y que durante cuatro días estuvieron sin asistencia legal o consular.

Todos los tripulantes gozan de buena salud y buen ánimo. Algunos de ellos incluso han sido capaces de hacer llamadas a sus amigos y familiares.

Sobre la piratería – El art 227 del Código Penal de Rusia:
Según el Código Penal Ruso, para que se pueda acusar de piratería a quien realice un ataque a un BARCO, esta persona debió cometer el hecho con el propósito de ROBO de bienes o mercadería que se encuentren a bordo. Además, requiere que se haya usado violencia o que se haya amenazado con emplearla.

“Nuestra acción fue en una plataforma de petrolero, Greenpeace nunca abordó un barco, ni tuvo el propósito de robo, muchos menos existió violencia por parte de la organización. Tenemos más de 40 años de historia de acciones pacíficas”, sostuvo Martín Prieto, Director Ejecutivo de Greenpeace.