Home / policiales / San Juan: abortó nena que fue violada por su vecino de 61 años

San Juan: abortó nena que fue violada por su vecino de 61 años

La chica que tiene 11 años tenía 3 meses de gestación. Fue violada por un hombre mayor amigo y vecino, amigo de su familia.

La policía investiga ahora si el aborto fue espontáneo o provocado, aunque aún si fuera este el caso, la chica es inimputable. Según consigna el Diario de Cuyo, informalmente la familia de la víctima dijo que no hicieron nada para interrumpir ese embarazo y como muestra de que todo “fue natural”, guardaron el feto en la heladera de la casa, precisaron las fuentes. De ese lugar fue secuestrado por policías de Criminalística y Seguridad Personal, tras una orden judicial.

El caso trascendió ayer pero ocurrió el último sábado en la noche, cuando la nena fue llevada al Hospital Guillermo Rawson para recibir atención médica por esa pérdida. Al día siguiente se dio aviso al titular del Cuarto Juzgado de Instrucción, José Atenágoras Vega, quien resolvió dar intervención al juez de Menores (por la víctima) por el tema del aborto hasta que se esclarezca si fue o no provocado por la acción o participación de algún mayor.

Para revelar ese punto son claves dos pruebas: una eventual entrevista a la menor por parte de profesionales (por ley es inimputable) y la autopsia en el feto. Este último estudio se hizo ayer aunque, según trascendió, el médico forense Alejandro Yesurón no pudo determinar qué desencadenó la expulsión. Por eso pidió la realización de pericias con la intención de saber si la nena consumió o no alguna droga para abortar o si fue sometida a alguna otra práctica para llegar a ese resultado, informaron los voceros del caso.

Esclarecer ese punto es clave para el futuro del caso: un aborto espontáneo desliga a la familia de la nena de una investigación; lo contrario, la dejaría en el centro de una causa penal, precisaron. La violación había sido denunciada en los primeros días de octubre, cuando la mamá de la criatura resolvió llevarla a un control médico por su demora en menstruar. Allí supieron de su embarazo y de que el supuesto autor del ultraje es su vecino de apellido Criado, detenido tras esa acusación.

Ayer, la secretaria del Cuarto Juzgado de Instrucción, Gladys Capdevila, siguió de cerca el trámite de la autopsia por la extracción de muestras para hacer un ADN con el sospechoso y así saber si sus genes se corresponden o no con los de la criatura. También ayer, Criado fue indagado por un grave delito sexual pero se abstuvo de dar su versión, informaron fuentes judiciales.

Fuente: Diario de Cuyo