Home / policiales / Detienen en San Luis al acosador más conocido de Córdoba

Detienen en San Luis al acosador más conocido de Córdoba

Se trata de Sebastián Guillermo Roqué, alias “Pucho”. Los medios cordobeses lo llaman el acosador “más celebre” de esa provincia, y acumula más de 50 causas por diferentes delitos que van desde el acoso hasta privación de la libertad.

Esta mañana, alrededor de las 11, personal de la División Delitos de la provincia de San Luis en forma conjunta con sus pares cordobeses de la Dirección General de Investigaciones Criminales, detuvieron a Roqué,  36  años de edad, quien era buscado desde el año pasado en la provincia de Córdoba por la Fiscalía Nº 2 de esa ciudad por una causa de violencia familiar del año 2011, a la que se suman varias por acoso serial.

El procedimiento se realizó en la vía pública en calle 9 de Julio a 30 metros de Chacabuco. El hombre detenido, desde hace un mes a la fecha estaba residiendo en San Luis y se dedicaba a la asesoría de venta.

Sebastián Roqué tiene un perfil sociable, de buena apariencia física, de buen nivel cultural pero esconde una personalidad obsesiva, ya que luego de romper las relaciones sentimentales con sus parejas, las acosaba no sólo a ellas, sino a su entorno  laboral, familiar  y vecinal.

Según el diario cordobés  La Voz del Interior, desde comienzos de 2000 hasta hoy, los antecedentes judiciales señalan que Roqué viene molestando a mujeres que no quieren seguir relacionándose con él. El maltrato durante la relación y el acoso asfixiante a ellas y sus familiares son moneda corriente. Cargos como “lesiones”, “daños”, “amenazas”, “amenazas reiteradas”, “coacción”, privación de la libertad”, “resistencia a la autoridad”, “robo”, “hurto”, “agresión”, “lesiones leves”, “violación de domicilio”, “robo calificado” y “hurto de automotor”, entre otros, figuran en los procesamientos. Además de las mujeres, algunos de sus familiares denunciaron haber sido agredidos o amenazados.

En el año 2005 lo habían declarado inimputable y estuvo internado en el Neuropsiquiátrico, de donde se escapó. En el 2011 fue declarado imputable, y se le imputaron los delitos de “coacción, amenazas, daño y lesiones leves”, entre otros delitos.