Home / policiales / San Luis: hoy declaran dos sospechosos de la muerte de un joven

San Luis: hoy declaran dos sospechosos de la muerte de un joven

Se trata de una mujer y su hijo de 18 años. La policía los detuvo, en la madrugada de ayer,  en la Terminal de Interconexión Regional, cuando intentaban huir de la provincia.  Hoy serán indagados por la Jueza Virginia Palacios Gonella. Otra persona esta prófuga.

Rosa Romero  de 40 años y de su hijo de 18 años Emanuel alias “el negrito” fueron detenidos en la madrugada de ayer,  por suponérselas partícipes en cuanto a la autoría del homicidio de Rubén Ismael Morcón, quien tenía 20 años de edad y vivía en el barrio 1° de Mayo. Un hombre de apellido Rodríguez, alias “el cara de tabla”, está prófugo. La Comisaría Seccional 4º y otras dependencias trabajan intensamente en procura de su detención.
Las detenciones surgieron luego de los testimonios tomados por la policía que indican que entre Romero, su Emanuel y Rodríguez habrían sido quines le propinaron la golpiza a Morcón, cuando este intento recuperar la moto que le habían sustraído minutos antes.
En la casa de Romero se realizó una inspección ocular y se encontró, en el patio de la misma,  un proyectil calibre 22, un caño de pileta, con el que Romero habría golpeado a la victima, y un ladrillo con el que según  testigos también fue utilizado para pegarle Morcón en la cabeza.
Morcón estuvo internado hasta el lunes pasado en terapia intensiva del hospital San Luis, donde falleció después de las 17. Había ingresado el día sábado 22 a la madrugada con dos heridas punzo cortantes, como así un golpe en la cabeza, que le produjo hundimiento parcial de cráneo.
Morcón había estado reunido, con un grupo de conocidos, en la casa de un amigo suyo de apellido Bazán “alias el gordo Ñoqui”, en el barrio 1° de Mayo, cuando un vecino del barrio le habría sustraído la moto. La victima habría ido primero a buscar a su padre y luego se habría dirigido a la casa 12 de la manzana P del citado barrio donde vive Romero, madre del “negrito”, lugar donde se habría generado la riña, que desencadena en la lesión mortal de Morcón.
Un menor de edad que acompaño a Morcón al domicilio de Romero para ayudarle a recuperar la moto, aseguró ante la policía que tuvo que tirarse al piso,  encima de la victima, para que dejaran de pegarle. Este joven también indico que Rodríguez le disparó a su amigo pero no logro pegarle, aunque si se le escapó un tiro que impacto en su propia pierna, cuando saltaba una pared para huir, luego de haber golpeado a la victima.
Romero y su hijo serán indagados durante la mañana de hoy por la Jueza de Instrucción N°3, Virginia Palacios Gonella, por el delito de Homicidio Simple.