Home / economía / Los títeres se adueñaron de Godoy Cruz

Los títeres se adueñaron de Godoy Cruz

Desde el miércoles 13 de agosto se realizó la primera edición del Encuentro Nacional de Títeres “Javier Villafañe”, un espacio cultural creado para homenajear la trayectoria del reconocido poeta, narrador y titiritero, quien dedicó su vida a darle vida a sus fantásticas criaturas a lo largo del globo e inspirar a cientos de artistas del género.

El encuentro se extendió hasta el domingo 17, contó con la participación de numerosos elencos de Mendoza (Gira Luna; Hernán Cruz; La valija del sol y Burbujas), Chubut (Cinco Sesiones), Santa Fe (Titiriteatro), Buenos Aires (De golpe y porrazo) y Córdoba (El Chonchon), que brindaron funciones en espacios públicos del departamento y en escuelas de Godoy Cruz.

El evento fue organizado por el Área de Derechos Humanos de la Municipalidad y la Asociación Cultural “Casa de los Títeres”. Fiel a la naturaleza itinerante de Villafañe, que llevó su arte a infinidad de pueblos y ciudades con su célebre Maese Trotamundos y la carreta “La Andariega”, Laura Beningazza, Coordinadora de la Casa de los títeres, concibió este encuentro con la idea de “crear un puente entre los titiriteros y la comunidad, en especial la educativa y llevarlo a espacios no convencionales, para que la magia del género no se limite sólo a una sala teatral, entre cuatro paredes”. Los artistas invitados, continuaron, entonces, esa tradición nómade fijando nuevas coordenadas a lo largo de todo el territorio departamental.

La mañana del miércoles comenzó con la visita de cientos de niños a los Jardines Municipales. La obra “El blues de los dinosaurios”, del elenco “5 sesiones”, los recibió con una emotiva historia sobre el amor entre padres e hijos en tiempos de la prehistoria. Risas, multiplicadas por miles, se adueñaron del cielo godoycruceño. El color, la música y la alegría de La murga de estilo uruguayo “La Piscoira”, de la Escuela Artística Los Niños Cantores de Maipú terminaron de redondear una jornada donde nadie quedo con el ceño fruncido.

“…Los chicos lo llevaron a su casa y construyeron un teatro. Uno de los chicos se llamaba Javier Villafañe y el otro Ariel Bufano. Pronto comenzaron a hacerlo trabajar y el títere sintió que volvía a vivir. Sintió como si la vida de los chicos se le adhiriera por dentro y le cubriera todo su cartón…”

Minutos después de las 20:30 del mismo miércoles, los reconocimientos se trasladaron al Auditorio de la B+M “Manuel Belgrano”, con la conferencia “Javier Villafañe, el titiritero argentino”, a cargo de Luz Marina Zambrano, esposa del artista.

Los integrantes de los elencos invitados y algunos colegas del medio local, quienes, indudablemente, fueron inspirados por la obra de Villafañe, presenciaron una charla que comenzó por situarse en la génesis de “La andariega”, que llevó su espíritu inquieto e ilimitada usina creativa desde el porteño barrio de Belgrano a Latinoamérica y el mundo.

Historias atravesadas por el arte, la amistad y la nostalgia se fueron entrecruzando con etapas de censura y su estadía en el exterior, primero en Venezuela y luego en España, donde ese fuego interno que se encendía cada vez que montaba una obra, jamás se extinguió. Con la vuelta de la Democracia a nuestro país, también retornó Javier, lugar al que le encantaba volver, ya que, “siempre que volvía lo mimaban con un premio o un reconocimiento”. Su prolífica obra, reconocida y multipremiada a nivel mundial, ha sido traducida al portugués, al francés y al italiano y representada en casi todos los países de habla hispana.

El relato se fue enriqueciendo con el aporte de Miguel Oyarzún y Roberto Sancho, dos reconocidos artistas que tuvieron el privilegio de conocer a Javier a nivel personal, más allá de su inmenso legado y su status de leyenda. En sus anécdotas, se podía entrever que la magia siempre estaba presente, hasta en su cotidianeidad más rutinaria. Fue, casi sin proponérselo, una suerte de mentor que marcó un estilo de trabajo para las generaciones futuras, signado por el encanto de la trashumancia. La relación entrañable y casi simbiótica que existía entre él y sus criaturas, lo llevó a peregrinar por los caminos del mundo y detenerse siempre que hubiera alguien dispuesto a volar por mundos imaginarios.

Para coronar este encuentro de alcance federal, que unió el talento y la pasión de reconocidos artistas del género de varios puntos de país, el domingo 17, cientos de familias se dejaron atrapar por la magia de estos entrañables muñecos, en el Parque Estación Benegas y la Carpa Cultural del Barrio Jardín Sarmiento.

La “Variete Titiritera” reunió fragmentos de las obras “El blues de los dinosaurios” del Elenco “5 sesiones” (Chubut); “Historia de la iguana” (Titiriteatro, Santa Fe); “Pepe, el marinero” (De golpe y porrazo, Mar del Plata); “Cómicos del 900” (El Chonchon, Córdoba) y “Mi vecino, el topo”, del grupo “La oruga”, perteneciente a los anfitriones del evento, La Casa de los Títeres.

De esta manera, llegó a su fin la primera edición de un encuentro que, durante varias jornadas, llevó el legado del entrañable Javier a lo largo y ancho de todo el departamento, para desperezar a “La Andariega” con un nuevo recorrido que, seguramente, no será el último.