Home / política / Se realizó en Mendoza el Congreso Partidario de la UCR

Se realizó en Mendoza el Congreso Partidario de la UCR

En Maipú, este sábado se realizó el Congreso Partidario de la UCR el que aprobó por mayoría absoluta la modificación de la Carta Orgánica para adecuarla a las PASO. Asimismo, se definieron los integrantes de la Junta Electoral con vistas a las elecciones del próximo año.

El Congreso (con 244 congresales, entre titulares y suplentes) comenzó con la elección de sus autoridades. Estuvieron representantes de todos los sectores del radicalismo y quedó conformado de la siguiente manera: presidente, Alejandro Limas; vicepresidente Hugo Muñoz; primer secretario Edgar Rodríguez, entre otros.

Luego se votó y se aprobó por unanimidad la conformación de la Junta Electoral partidaria. Quedó constituida por Pamela Verasay y Gustavo Gil (Alfredo Cornejo), Sergio Boverman (Territorial), Ulpiano Suárez (Rodolfo Suárez), Omar De Miguel (Sanz).

El documento que se aprobó:
Por Mendoza de pie y sin excusas
Mendoza se forjó sobre la base de la cultura del trabajo, del esfuerzo, del diálogo y del consenso entre sus dirigentes. Fue una Provincia que lideró la región, sus instituciones fueron de las más respetadas en el país y su Constitución es de las más modernas y progresistas de la Argentina. Pero los últimos dos gobiernos provinciales la han relegado a un segundo plano, tanto en el contexto nacional como en la región.
Ya han pasado siete años de gobiernos del mismo signo político, es hora de que asuman sus propios errores y dejen de buscar responsables inexistentes en el pasado.
Argentina transita los tramos finales de un modelo político que concentró recursos económicos y poder político en el gobierno central, ante el cual, el gobernador Pérez no supo establecer una relación de cooperación. La subordinación, el castigo y la postergación permanente que el Gobierno Nacional le propinó a Mendoza, adicionado a las malas gestiones provinciales, ayudaron a perder ese liderazgo regional.
Los índices económicos vienen indicando un agotamiento del modelo, la recesión se siente cada vez más fuerte según datos del propio INDEC. En agosto de 2014 el Estimador de la Actividad Económica fue de -1,2%. Los cálculos más optimistas pronostican que la Argentina apenas va a crecer el 0,2% en el presente año. La inflación está descontrolada y según cifras oficiales ya lleva 19,8% acumulado, mientras que los indicadores del IPC Congreso dan una inflación del 41,06% en los últimos 12 meses. La crisis energética no es solo un freno importante al crecimiento económico, sino también la causante del importante déficit en la balanza comercial y de las pérdidas permanente de divisas. En 2014 se importaron U$S 12.000 millones en combustibles.
Mendoza no está exenta de este modelo. Además de la pésima gestión de los gastos públicos, que aumentó en el período 2007-2014, el presupuesto provincial creció en más del 700%, cuando la inflación ha sido del 330%. Esta suba se dio especialmente por la incorporación de 26.000 nuevos empleados a la administración pública, sin que esto se vea reflejado en mejores servicios de educación, salud y seguridad para la ciudadanía.
Este año, el 63% del gasto público ha tenido como fin solo el pago de sueldos y, para obra pública sólo se ha destinado el 3%. Durante 2007, cuando gobernaba el radicalismo, la relación era de 45% en personal y más del 14% en obras públicas y equipamiento. En la actualidad, el crecimiento del gasto se financia con una mayor presión impositiva, y esto se ha duplicado entre 2007 y 2014, volviéndose más competitivas las provincias de San Juan y San Luis.

De esta forma, el Partido Justicialista generó una nueva promoción industrial expulsando a las medianas y grandes empresas a otras provincias, donde las condiciones impositivas son más favorables. Desde el retorno a la democracia Mendoza nunca tuvo tantos incrementos fiscales como los que ha tenido en estos 7 años de gobierno justicialista.
No alcanzó con aumentar los impuestos provinciales sino que también el gobierno provincial salió a tomar deuda y se apropió del ahorro de los mendocinos. La mayoría de los municipios ha disminuido la deuda pública, mientras que el gobierno provincial la aumenta todos los años y en peores condiciones: en moneda extranjera, con mayores tasas y con plazos más cortos. La deuda en dólares sobre la deuda total era del 27% en la gestión UCR y hoy representa más del 60% en dólares. La semana pasada, este gobierno tomó una nueva deuda por más del 25% anual, para financiar un desfasaje de caja, a dos meses.
Las economías regionales y en especial la vitivinicultura, se encuentran en crisis producto de las condiciones macroeconómicas, donde los costos varían según el dólar blue, mientras que los ingresos por exportaciones son al valor oficial. La política oficial hacia el sector ha sido errada, con pronósticos de cosecha manoseados y acuerdos de mosto con San Juan ampliamente desfavorables. El sobre stock vínico que hoy posee el mercado representa aproximadamente 400 millones de litros y el gobierno insiste en disminuirlo con mayor deuda, trasladando el costo a los otros sectores de la economía. Es imperante que el Gobierno deje de ser una carga para el sector productivo y se transforme en un socio que acompañe y fomente el crecimiento.
La educación ha ido perdiendo calidad año tras año, las evaluaciones institucionales arrojan peores resultados. Mendoza necesita una nueva ley de educación pero la misma debe ir acompañada de una asignación eficiente de los recursos, para inversión en infraestructura, equipamiento, material didáctico y capacitación docente, equitativamente a toda la Provincia
El sistema de salud pública se encuentra colapsado. Es necesario incorporar mejoras en los efectores con más tecnología, mejorar el gerenciamiento de los mismos, terminar con el gasto administrativo improductivo y dotarlo de mayores profesionales de la salud.
Los hombres “claves” de la gestión de Celso Jaque, son los mismos que conforman el equipo de gestión de Francisco Pérez con algunos matices. Queremos que asuman que en 7 años fueron responsables de no poder revertir la mayoría de los indicadores negativos: déficit, endeudamiento, inseguridad, mala calidad educativa, caída de la obra pública, déficit sanitario, violencia social, etc.

Una provincia que se diga confiable debe establecer reglas claras y una de ellas es la forma en la cual se van a elegir sus representantes, el mecanismo de elección de los mismos y los tiempos en los cuales se van a realizar las elecciones.
En el año 2013 se dio una discusión para intentar mejorar el sistema democrático y se acordó el establecimiento de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias para la provincia de Mendoza. El Gobernador se reservó fijar la fecha de elecciones.
La responsabilidad institucional parece superar una vez más al Gobernador Pérez, quien en vez de establecer reglas claras especula entre candidaturas, llamados de la Casa Rosada, presión de los intendentes de su partido; sometiendo a toda la provincia a las peleas internas del Partido Justicialista.
El desdoblamiento o no de las elecciones municipales y provinciales merecen una discusión y toma de posiciones, que favorezcan al  sistema democrático en su conjunto y no una herramienta más de presión interna dentro del PJ.
Por ello reclamamos que fije calendario electoral cuanto antes, que deje la especulación de lado, por el bien de los ciudadanos y de los partidos políticos, por transparencia, para generar credibilidad y fundamentalmente por la Democracia que tanta lucha costó. Le pedimos al Gobernador que no profundicen en excusas y se aboquen en la búsqueda de soluciones, ese es el lugar donde van a encontrar a la UCR dispuesta a colaborar con firmeza.

About Periodistas Cuyonoticias

skype: cuyonoticias twitter @cuyonoticias