Home / opinión / Una nueva estafa al pueblo de Guaymallén

Una nueva estafa al pueblo de Guaymallén

Cuatro días después de haber sido entregado un borrador, fue aprobado por todos los bloques políticos el presupuesto 2015 de Guaymallén. Lo rechazamos de plano.

Se ha votado a puertas y libro cerrado y sin ninguna objeción ni debate. Junto con el presupuesto se aprobó un 30% de aumento en las tasas municipales. Otro tarifazo a los trabajadores de Guaymallén.

El presupuesto 2015 más que duplica al del año pasado. Supera los $1.400 millones frente a los casi $700 millones de 2014. Tan notable aumento no se detalla en qué consiste.

Se contempla un aumento de un miserable 30% para el salario de los trabajadores de la planta municipal. No obstante esto, la masa salarial aumenta más de un 300%. Esto abre las puertas a un festival de contrataciones a criterio del ejecutivo. Algo por de más curioso en vísperas de un año electoral.

Lo que es seguro es que este incremento no se destinará a los magros salarios de la planta municipal.

Aún más grave es el método con el que actúa el oficialismo y la oposición trucha que consiste en sistemáticamente ocultar  todo tipo de información. En particular a nuestra banca.

Rechazamos este presupuesto no solo por la estafa que se está llevando adelante, si no también por que no contempla ni aclara los recursos destinados a las principales necesidades del pueblo de Guaymallén, como la vivienda, la urbanización de los asentamientos precarios, y la realización de obras hídricas.

Una vez más el municipio de Guaymallén vuelve a ser una (mala) noticia.

El concejal del Partido Obrero – FIT rechaza el presupuesto 2015