Home / sociedad / Millones de personas esperan ver el eclipse total de Sol

Millones de personas esperan ver el eclipse total de Sol

Dos años después del último eclipse total de Sol, que anocheció la isla de Pascua, la sombra de la luna vuelve a tocar la superficie del planeta. Esta vez, el fenómeno astronómico comenzó a observarse en Australia desde las 14.30, el océano Pacífico y Chile, y en Argentina, en las provincias de Mendoza y San Juan también podrán verlo. El resto del mundo podrá seguirlo a través de Internet. En varios sitios se conectará en directo con lugares que lo observarán al detalle.
Desde las 16 y durante el resto de la tarde se podrá apreciar desde Chile, a la altura de nuestra provincia. En Mendoza se podrá ver a las 20.30, pero sólo en el departamento de San Rafael.

La conexión mundial con el eclipse
En España, la retransmisión estará a cargo del proyecto europeo Gloria (Red Global de Telescopios Robóticos) que cuenta con la participación del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y la asociación Shelios.

La expedición astronómica, dirigida por el astrónomo y administrador del Observatorio del Teide, Miquel Serra, emitirá el eclipse total de Sol desde el noreste de Australia, en los alrededores de la ciudad de Cairns, en el estado de Queensland, donde se han desplegado tres puntos diferentes de observación.“Será un eclipse complicado”, augura Miquel Serra. “La banda de totalidad sólo tocará tierra continental en los territorios del norte de Australia y el Sol estará a sólo 10 grados de altura en el momento de la totalidad, es decir, estará amaneciendo”. Otro handicap es su duración: sólo “dos minutos” en lugares observables, ya que el máximo se produce en pleno océano, donde la duración alcanzará los 4 minutos y 2 segundos.

Un eclipse total de Sol es uno de los espectáculos astronómicos más impactantes que se pueden observar a simple vista, aunque con protección ocular. Se produce cuando la Luna oculta al Sol a su paso entre la Tierra y el astro rey. Pero este fenómeno implica otros, como el anillo de diamantes y las llamadas perlas de Baily. “Antes de desaparecer la última porción de la fotosfera, ésta se divide, debido a la accidentada orografía del borde del disco solar, en unos fragmentos luminosos, llamadas perlas de Baily”, comenta el astrónomo.

A continuación, aparece la corona solar, “de intenso color blanco perlado, y en el centro resalta el disco lunar, convertido en un agujero negro” . Serra recuerda que en ese momento “se crea una noche artificial, con los planetas visibles a simple vista y las estrellas más brillantes en el firmamento”. El próximo será el 20 de marzo de 2015.

Fuente: Clarin

Seguir la transmisión en vivo