Home / economía / Montero: “golpe demoledor a la economía de Mendoza”

Montero: “golpe demoledor a la economía de Mendoza”

La Senadora Nacional, Laura Montero (UCR) se refirió a la restricción brasilera a los frutos de Argentina y expresó hoy que “si algo le faltaba a la economía de Mendoza era recibir otro golpe por parte de Brasil, que acaba de suspender la importación de peras, manzanas y membrillos de la Argentina”.

Este martes pasado Brasil tomó esa decisión debido a la presencia de la plaga Cydia pomonella, conocida como gusano de la manzana y dicha suspensión será válida hasta que sean mitigado los riesgos. “Desde el vecino país se sostiene que habrá tolerancia cero al respecto” y agregó que dicho inconveniente se debió a la falta de control fitosanitaria por parte del Estado.

La candidata a Vicegobernadora por el Frente Cambia Mendoza expresó que el daño será severo porque “estamos en la época de pera, ya que se carga en marzo, abril o mayo y si no se hace en ese tiempo, se echa a perder”. Respecto a la manzana, Laura Montero expresó “la producción de pepita se concentra en el Alto valle de Rio Negro, y Neuquén; no obstante, en la provincia esto afectará a lo producido en  las 3.000 hectáreas que disponemos, algo así como 85.000 toneladas”.
“Brasil importa peras de Argentina por 150.000 toneladas, en Mendoza tenemos 4.250 hectáreas de Pera y producimos 65.000 toneladas. Exportamos aproximadamente 1.5 millones de cajas (27.000 toneladas), algo así como 30 millones de dólares. Esto afecta a los productores y a quienes trabajan en los galpones de empaque. Imaginen que de la fruticultura en fresco dependen 9580 puestos permanentes, y específicamente de la frutas de pepita, 5000 empleados permanentes”, expresó la legisladora nacional.

Los informes de la Fundación Ideal explican que tres mercados importantes para Mendoza de pera, Brasil tiene casi el 75%, y el resto se divide entre Rusia y Europa. En el continente Europeo, viene débil en su demanda desde hace un tiempo y Rusia con su crisis y la devaluación también se complicó como destino, con lo cual la expectativa era exportar un porcentaje mayor a Brasil, cercano al 85%.

“Sepan los mendocinos que si no hay gestiones urgentes del Gobierno de Mendoza en favor de levantar esta restricción con las garantías correspondientes, no solo la vitivinicultura estará con los días contados sino también el sector frutícola de la provincia. Voy a proponer que se traiga a la provincia, a auditores brasileros que hagan el control acá y liberen la exportación lo más pronto posible. Y es una emergencia, cuanto antes mejor”., concluyó Montero.