Home / sociedad / Cambios en el enfoque de las Ciencias Naturales en las escuelas puntanas

Cambios en el enfoque de las Ciencias Naturales en las escuelas puntanas

Desde el Proyecto Diseños Curriculares del Ministerio de Educación y a través del equipo técnico disciplinar, que tiene a cargo la elaboración de las nuevas propuestas curriculares, se brindaron algunas referencias sobre el enfoque que asume el nuevo diseño del nivel primario para las Ciencias Naturales.

Según lo manifestado por la responsable de redacción de esta disciplina, Andrea Ingano: “La etapa de la escuela  primaria es clave para introducir las bases fundamentales del pensamiento científico. Se sabe que los alumnos disponen de un cúmulo de vocablos científicos y técnicos, es por eso que debemos educar en ese mundo nuevo que se abre ante ellos. Aprovechar la curiosidad que todos los alumnos traen a la escuela y utilizarla como base para el desarrollo de los contenidos”.

“Esto implica que los estudiantes conozcan la naturaleza de la ciencia y los fundamentos de cómo se genera el conocimiento científico, y que aprendan no sólo conceptos, sino  competencias relacionadas con el modo de hacer y pensar de la ciencia, que les permitan participar como ciudadanos críticos y responsables en un mundo en el que la ciencia y la tecnología juegan un rol fundamental”, continuó Ingano.

Por otra parte, explicó que “cuando hablamos de Ciencias Naturales, solemos referirnos a un conjunto de conocimientos que la humanidad construyó a lo largo de varios siglos y que nos permiten explicar cómo funciona el mundo natural. Estos conocimientos, por supuesto, no están dispersos ni son ideas sueltas, sino que están fuertemente organizados en marcos explicativos más amplios que les dan sentido. A todo este cuerpo de saberes se lo llama el producto de la ciencia. Pero si vemos la ciencia solamente como un producto estamos dejando de lado otra parte muy importante porque las Ciencias Naturales son también un proceso, un modo de conocer la realidad a través de la cual se genera ese producto. En esta otra cara de la ciencia, tienen un rol fundamental la curiosidad, el pensamiento lógico, la imaginación, la búsqueda de evidencias, la contrastación empírica, la formulación de modelos teóricos y el debate, sobre todo en una comunidad que trabaja en conjunto para generar nuevos conocimientos para la construcción de un área de Ciencias Naturales que realice un proceso formativo dirigido a la incorporación de un enfoque interdisciplinario y de CTS (Ciencia Tecnología y Sociedad), como alternativa pedagógica y que permita un proceso de enseñanza y aprendizaje contextualizado ética y socialmente”.

Por último dijo que “para la realización de este nuevo diseño curricular se tomó como referencia lo indicado en los Núcleos de Aprendizajes Prioritarios (NAP), y se han seleccionado como estructurantes, aquellos contenidos de mayor nivel de abstracción, amplitud y complejidad, tales como seres vivos, materia y energía, sistema, interacción, unidad-diversidad y cambio, los cuales se constituyen en orientadores para establecer niveles de formulación en la construcción del conocimiento científico escolar deseable.”

Fuente y Foto: Yanina Díaz – Prensa Ministerio de Educación