Home / policiales / Juicio a violador que engañaba a sus víctimas con ofertas de trabajo

Juicio a violador que engañaba a sus víctimas con ofertas de trabajo

Un hombre de 29 años se sentará en el banquillo de acusados tras abusar de una muchacha embarazada, ser detenido, quedar libre y cometer otro hecho similar. Los casos sucedieron en Ugarteche y ahora el violador será juzgado.

La investigación se encuentra cerrada y la Justicia solicitó la elevación a juicio contra un joven de 29 años acusado de citar a jóvenes a supuestas entrevistas de trabajo en Luján de Cuyo y terminar abusando sexualmente de ellas.
A medidos de la semana pasada, desde la Unidad Fiscal Maipú-Luján de Cuyo (UFI) dieron por cerrados los expedientes que tienen como principal sospechoso a un hombre de apellido Paredes Arriagada. En ambas causas la carátula es de abuso sexual agravado por acceso carnal y por el uso de armas en concurso ideal con robo agravado.
La culminación de la primera investigación de los hechos se retrasó algunos días ya que, tras un traslado, el hombre llegó lesionado hasta la penitenciaría y realizó una denuncia contra los agentes penitenciarios.
Más allá de esta situación, desde la UFI solicitaron la elevación a juicio de los autos y ahora la defensa del hombre tiene un plazo para presentar alguna oposición al respecto. De todas formas, será la Justicia de Garantías quien defina la situación y acceda o no al pedido de los fiscales.
En caso se obtener respuesta positiva, sólo restará que se fije una fecha en alguna de las Cámaras del Crimen de los tribunales para realizar el debate contra el único sospechoso de ambas violaciones.

Mismo modus operandi

Según sostienen los fiscales María de la Mercedes Moya y Fabricio Sidoti, el hombre de 29 años citó a una joven de 23 años para una entrevista laboral el 4 de octubre del año pasado. El punto de encuentro era en una finca de Ugarteche y el supuesto lugar de trabajo era una bodega de la zona. Una vez allí Paredes Arriagada la amenazó con un cuchillo, abusó sexualmente de ella y se fue corriendo con alguno de sus elementos. La joven estaba embarazada, aunque hasta el momento del crimen no lo sabía, según trascendió.

La investigación de la fiscal Moya dio con el sospechoso, que fue detenido en su vivienda, y pese a haber sido reconocido por la propia abusada recuperó su libertad a mediados de diciembre porque la acusación no estaba firmen, indicaron fuentes judiciales.

Pocos días después el hombre citó a otra chica de 24 años con la misma excusa y cometió el mismo hecho aberrante. Otra vez fue detenido tras un allanamiento y el 26 de mayo el fiscal Sidoti pidió la prisión preventiva.
Si bien hace pocas semana circuló por las redes sociales un caso similar donde un hombre citó a una joven para un trabajo similar aunque esta finalmente no acudió, los investigadores aseguraron que la medida cautelar se ha mantenido hasta entonces y no creen que se trata de la misma persona.

Fuente y foto: Diario Uno