Home / deportes / El recuerdo de Severino Varela, la boina fantasma

El recuerdo de Severino Varela, la boina fantasma

Un 30 de julio de 1955: fallece Severino Varela “la boina fantasma”. En los años cuarenta, llegó de su Uruguay natal para convertirse en el nuevo delantero de Boca. “Va llevando el esférico Carlos Sosa, desborda por derecha ¡atención!, viene el centro para “Pío” Corcuera, no llega Vaghi, ¡aparece el Severino Varela… y gooolll! Gol de Boca… de “palomita, Severino Varela lo hizo…!!! Es que la boina blanca fue una pesadilla, hasta para la famosa “Máquina de River”, tanto es así que la llegó a llamar “la boina fantasma”, por todas las proezas logradas ante River y ante los demás equipos del futbol argentino.
Boca lo idolatró hasta que en el ‘45 tuvo que volver a Uruguay para jugar en Peñarol, lo terminó con el mito de un tipo jugador de futbol con una “boina blanca”, zambulléndose en las áreas de las canchas del fútbol argentino. Por qué la boina? se preguntarán los amantes del futbol. Es que antes, la pelota era de tiento, por lo cual era dura y más teniendo en cuenta si estaba “mojada”, por lo cual su peso era mayor a lo normal. Su pesadez, obligaba a algunos hombres en el “Field” a colocarse una boina, como para atemperar la potencia del duro cuero en el golpe de cabeza que habría de venir.