Home / economía / El INV detectó un traslado irregular de vino

El INV detectó un traslado irregular de vino

El Sistema de Control de Traslados del Organismo se posiciona como una herramienta eficiente de fiscalización
El Instituto Nacional de Vitivinicultura, a través de sus inspectores, detectó irregularidades en el traslado de vino tinto entre dos establecimientos.

El Sistema de Información de Traslados de productos vitivinícolas con sms  puesto en marcha este año,  fue fundamental para detectar la anomalía, ya que le permite al Organismo contar con datos fidedignos de los movimientos de productos entre las bodegas e incluso determinar la empresa que presta el servicio de transporte.
El pasado 7 de noviembre, entre las 9 y las 14 horas, personal de Inspección del INV realizó un inventario general de existencias en uno de los establecimientos y se procedió a su paralización porque no se presentaron los libros oficiales dentro del plazo reglamentario.

El 9 de noviembre, como consecuencia de que la firma presentó la documentación referida, los inspectores se constituyeron nuevamente en la bodega y procedieron al levantamiento de la paralización. Durante el transcurso de dicha tarea, se constató que entre los registros de libros había un ingreso, en concepto de traslado, de 30.000 litros de vino tinto, en dos tránsitos de 24.400 y 5.600 litros. De acuerdo a los tránsitos, los ingresos de ambas partidas se produjeron el 7 noviembre, a las 12:18, día y hora en que se encontraban los inspectores realizando el inventario señalado anteriormente.

Teniendo en cuenta que el 7 de  noviembre los inspectores no constataron ningún movimiento de ingreso de vino, se notificó al técnico de la firma, quien procede al contrasiento del ingreso señalado a través de un registro manual en la hoja de saldos por productos, surgiendo una diferencia de inventario en más de 28.411 litros fuera de las tolerancias reglamentarias por lo que se procedió a intervenir ese volumen en firme, como producto no identificado excedente de inventario. Luego de que el técnico manifestara que realizará los descargos pertinentes, los inspectores le solicitaron los tránsitos inherentes al traslado, manifestando que no los poseía porque estaban en poder el apoderado legal de la firma.
Posteriormente, se realizó un inventario general de existencias en la bodega que había remitido el traslado en cuestión. Se ratifican los movimientos de los tránsitos y la fecha (7 de noviembre), pero aclara que en realidad los egresos se llevaron a cabo, uno a las 6 y el otro a las 7:20 horas. En la firma argumentan que no se comunicaron los traslados en ese horario por carecer de señal de internet, habiéndose transmitido una vez recuperada la señal. En dicho procedimiento esta bodega aportó remitos internos de egreso de vinos para los tránsitos. Dicho inventario considerando el egreso del traslado total referido resultó dentro de las tolerancias reglamentarias.
Atento a que la firma que recibió el vino, aportara los tránsitos originales oportunamente requeridos, se procedió a requerir al transportista que manifieste si realizó el traslado en la fecha señalada, quien dijo que ese día no realizó ningún traslado entre las firmas nombradas. A continuación se le exhibieron los originales de tránsito aportados y también los remitos, y se le preguntó si reconocía las firmas estampadas en el rubro transportista, a lo que contestó que no era su firma.
Por consiguiente, se le pidió al establecimiento que remitió el vino, la factura del servicio de transporte, a lo que respondió que “no cuenta con la factura respectiva por no corresponder a la operatoria habitual de la empresa”. Requerida a la firma que recibió los productos, manifiesta que no posee la factura, que avala el traslado mencionado, porque el prestador del servicio no ha presentado dicha documentación. Agrega que la tarea contratada por la firma y que el traslado en cuestión ingresó en su totalidad el 7 de noviembre.
De acuerdo a información con que cuenta el INV para el control de volúmenes, se detecto que los camiones mencionados por las bodegas se encontraban a partir de las 16:58 del 6 de noviembre, hasta las 10:24 horas del 8 de noviembre, afectados para realizar tareas para otros establecimientos vitivinícolas.
De esta manera el INV con nuevas y modernas tecnologías de información protege la vitivinicultura Argentina.