Home / política / San Luis: legislador del PRO pide que se reglamente el voto electrónico en la provincia

San Luis: legislador del PRO pide que se reglamente el voto electrónico en la provincia

Afirmó que “La provincia debe imitar a la ciudad y avanzar sin excusas con el voto electrónico”.

El legislador provincial Bartolomé Abdala le pidió al Gobierno de la provincia que reglamente la ley de voto electrónico sancionada por la Legislatura en el año 2009 y que instrumente para las próximas elecciones provinciales el sistema de Boleta Única Electrónica.

El Presidente del PRO San Luis amplió un pedido formalizado al Poder Ejecutivo Provincial el año pasado relativo a la necesidad de cumplir con lo dispuesto por la Ley Nº XI-0693-2009 que incorporó el voto electrónico a la legislación electoral local. En esta oportunidad Abdala requirió que el Poder Ejecutivo reglamente la ley provincial de voto electrónico y adopte el sistema de boleta única electrónica (BUE) utilizado en las elecciones municipales celebradas el pasado 8 de noviembre y que han adoptado ya las provincias de Salta y Chaco y la Ciudad de Buenos Aires.
Abdala señaló “al carecer de reglamentación, la Ley sancionada por el Poder Legislativo Provincial, se ha convertido en un catálogo de deseos y de buenas intenciones sin vigencia en la vida política e institucional de San Luis, de allí la necesidad de que el Gobierno Provincial proceda a reglamentar la norma para darle eficacia a los buenos propósitos tenidos en miras por el Legislador cuando sancionó la ley provincial de voto electrónico”.

Para el Diputado Provincial “la experiencia del pasado 8 de noviembre ha sido por demás positiva para los electores y para los propios dirigentes que recelaban de la nueva forma de votar; ese domingo pudimos comprobar la transparencia, agilidad y celeridad del sistema; existe, ahora, un consenso generalizado respecto a que el soporte utilizado es mejor que el sistema tradicional del voto papel”.

Por último -concluyó Abdala- “la instrumentación del voto electrónico se traducirá en una mejora de la calidad democrática y de la participación ciudadana, pues favorece la igualdad de condiciones entre las fuerzas políticas; garantiza que los ciudadanos se encuentren con la opción política de su preferencia; y elimina algunos problemas que padecemos en la actualidad con el sistema papel como es el faltante de boletas partidarias en los cuartos oscuros”.