Home / opinión / Viviendas a través de la unidad de fomento o unidad de vivienda

Viviendas a través de la unidad de fomento o unidad de vivienda

Somos una sociedad marcada por la historia, gran parte  hijos de inmigrantes, que padecieron las consecuencias de las grandes guerras, aferrándose a la cultura del ahorro. Cultura previsora de resguardar lo más valioso que tenemos, “Nuestra Familia” y  el “techo” donde con ella vivimos, como signo de garantía para asegurar un mejor porvenir para nuestros hijos.

La desazón de la historia, las grandes devaluaciones, la poca previsibilidad de las últimas políticas, fomentaron la desconfianza, y con ella el desconcierto de donde colocar nuestros ahorros. En los últimos años y por la pérdida del valor de la moneda Nacional, quienes querían ahorrar en la Argentina se volcaron o bien a la compra de divisas extrajeras, fundamentalmente el dólar, o bien a la compra de inmuebles como forma de capitalizarse ante la devaluación sostenida del peso. Sin embargo, esto se vio avasallado por el gobierno saliente, que impuso innumerables trabas, transformando en una verdadera odisea la posibilidad de ahorrar en nuestro país, con un cepo al dólar que provocó aumentar las especulaciones, disminuir considerablemente las reservas, desalentar inversiones extranjeras, aislándonos del mundo y generando aun más desconfianza.

Se intento fomentar la construcción y la necesidad habitacional, por medio de proyectos como el Pro.Cre.Ar, insostenible en un  país con marcada inflación, otorgando créditos desactualizados permanentemente con los valores de la construcción; y subsidiados con fondos de la Anses – cubriendo así el Estado el 60% del stock de créditos hipotecarios- en condiciones financieras muy ruinosa para lograr la accesibilidad de las cuotas y  con un alto riesgo previsional.

Hoy estamos frente a un gobierno renovado por voluntad popular,  que reconoce la necesidad de su gente, y en especial, sabiendo que toda sociedad se construye desde la confianza, dando muestra  de esto, con medidas como el levantamiento al Cepo Cambiario.

Frente a esto debemos acompañar con proyectos para evitar que nuestro respaldo sea la compra de dólares,  recuperar la cultura del ahorro, solucionando a la vez el problema habitacional que como sociedad nos aqueja. Son muchas las familia sin un techo propio y limitadas a adquirirlos por medios de créditos con tasas inalcanzables o montos que no se adaptan a los valores reales del mercado.

Considero que es indispensable  “ahorrar en ladrillos”, ahorrar en una unidad de medida que no se deprecia, que por el contrario se actualiza constantemente, como lo es el valor del metro cuadrado de la construcción.

He puesto  a consideración del Congreso de la Nacional esta  herramienta de gran necesidad, que permite crear en la Argentina la UVI –Unidad de Vivienda- generando la posibilidad de ahorro para todos, inclusive incentivando a los niños en la escuela la cultura del mismo, hoy ausente en el sistema educativo. Este método que ha dado muestra de éxito en otros países que ya la implementan en la actualidad.

En Argentina podemos “ahorrar en ladrillos” -como lo hace exitosamente Chile desde hace más de cuatro décadas con su unidad de fomento- a través del ahorro a largo plazo en, que genere una renta en función del valor promedio del metro cuadrado y que sea puesta a disposición de los ahorristas a través del sistema financiero; donde cada letra represente el valor de un metro cuadrado construido de vivienda.

Así se obtienen dos resultados que impactan en el corto y largo plazo para remediar el grave déficit habitacional existente, ya que más de 3 millones de hogares tienen necesidades de vivienda en Argentina. Por un lado, el Gobierno se hace rápidamente de recursos disponibles, evitando conjuntamente vaciar las arcas del Anses, destinando esos fondos a su verdadero fin “nuestro jubilados”.

Por el otro, en el largo plazo, se da la posibilidad a miles de argentinos que hoy no tienen acceso al crédito ni los recursos para construir, de diseñar el futuro de sus hijos, atesorando metros cuadrados que los lleve a cumplir el anhelo de la casa propia.

Los datos técnicos y los detalles se pueden encontrar aquí: www.facebook.com/notes/julio-cobos/ahorrar-en-ladrillos-por-julio-cobos/10153794726674339

 

Ing. Julio Cobos

Senador Nacional por Mendoza