Home / política / Trabajadores encadenados, protestas y mucha tensión en Santa Rosa

Trabajadores encadenados, protestas y mucha tensión en Santa Rosa

Se agudiza el conflicto en el municipio de Santa Rosa. Además de la situación de falta de pago de los salarios adeudados a los trabajadores, el cierre de la comuna por decreto del intendente Sergio Salgado, ahora se suman las denuncias por malversación de fondos, y la respuesta del gobierno provincial, que afirmó que la provincia no le debe dinero a la comuna, que están al día. Los ediles denunciaron al funcionario por malversación de fondos entre otros puntos, ante la Justicia.

Citado de oficio por la fiscal Mariana Caixa cuando se conoció el decreto, el intendente Sergio Salgado declaró que tomó la medida de cerrar el edificio cuando los manifestantes  ingresaron al edificio y rompieron muebles y lo amenazaron, motivo por el cual decidió cuidar los intereses de los vecinos cerrando la municipalidad.

En el comunicado, el intendente solicitó al Ministerio de Trabajo, a la policía y a la fiscalía de Santa Rosa que intercedieran para garantizar la seguridad de los trabajadores municipales.
Los trabajadores, en medio de la protesta, reclamaron la intervención del Gobierno provincial.
Por esto, esta tarde el equipo de Alfredo Cornejo dio una conferencia de prensa para explicar cuál es la situación financiera entre la provincia y ese municipio.
El ministro de Hacienda, Martín Kerchner, acompañado por el subsecretario de Hacienda, Antonio Bizzotto y el jefe de Gabinete de Gobierno, Carlos Segura, fue tajante y aclaró que Mendoza está al día con la comuna de Salgado.

“Tenemos deuda 0 con Santa Rosa, es el único municipio en estas condiciones, ya sea por coparticipación o por todos los demás conceptos (petroleo, soja, turismo, Etc.)”, remarcó Kerchner en conferencia de prensa.

El Gobierno provincial espera que el jefe comunal les comunique un nuevo plan de reestructuración por escrito para paliar la crítica situación.

“Al no tenerlo por escrito es difícil evaluar si la situación va a cambiar en el corto plazo. De nada sirve estar discutiendo todos los días si el problema va a seguir mañana y pasado”, dijo el funcionario.

El Gobierno provincial quiere evaluar detenidamente, por eso pide el plan por escrito, en qué gastá la plata la administración de Salgado. Luego de eso, determinarán si es factible un nuevo salvataje.

“Un municipio que tiene una nómina salarial de 8 millones de pesos entre personal y contratados y reciben una coparticipación total de 4 millones de pesos por quincena, evidentemente el problema está en el plan de gobierno”, analizó el ministro.

El intendente solicito al gobernador, Alfredo Cornejo, un adelanto de la coparticipación por 10 millones de pesos para abonar los sueldos. Solo recibió 4 millones el pasado viernes.
Además, Kerchner aclaró: “No intervenimos en la vía democrática del municipio, solamente estamos asistiendo económicamente en la medida que hemos podido y con las deudas que heredamos”.
Por el momento, aunque desde el Gobierno pidieron calma a los santarrosinos, la situación continúa igual, sin dinero para el municipio, aunque con las negociaciones mucho más avanzadas.
Los trabajadores se congregaron esta mañana en la puerta del edificio y allí se quedarán a la espera de una solución.