Home / sociedad / Prohíben a empleados del Zoo Provincial hablar con los medios

Prohíben a empleados del Zoo Provincial hablar con los medios

A la crisis desatada tras la muerte de numerosos animales en el Zoológico de Mendoza, se conoció que a los trabajadores les prohíben difundir información del paseo en medios de comunicación o redes sociales.
El enfrentamiento entre autoridades y trabajadores del lugar suma un nuevo capítulo con la “censura” que se quiere imponer sobre el Zoo.

Ahora, los empleados recibieron un memorándum por el cual se les informa que “con el objeto de centralizar y ordenar la comunicación y la información”, le comunican a todo el personal que “queda prohibida cualquier publicación, difusión o comunicado alguno por cualquier medio” incluido las cuentas en redes sociales.

Y agrega: “Para el caso de que personal de la Administración de Parques y Zoológico quiera realizar alguna comunicación institucional, deberá solicitar mediante nota la autorización correspondiente”.

Desde el sector Prensa de Ambiente dijeron que el comunicado no es exclusivo al paseo ubicado en el parque General San Martín sino que para todos los sectores que conforman esa cartera gubernamental: “Fue idea mía que contó con el apoyo y aprobación del secretario Humberto Mingorance”, confió Bruno Orellano.

Y párrafo seguido apuntó: “No es una censura ya que hacemos referencia a los comunicados que refieran al ámbito institucional y es en general para toda la Secretaría. Con respecto a las redes sociales, nos referimos específicamente a las que están utilizando el nombre del Zoo -en Twitter es @AEZooMZA y en Facebook se trata de Área Educativa Zoo Mendoza- y por el cual se agrede a funcionarios y se vuelca información que no es correcta. Al respecto de estas cuentas, he pedido un informen y que entreguen usuarios y clave”.

Este comunicado surge luego de que los empleados del paseo informaron tanto por redes sociales como en los medios de comunicación las diferentes irregularidades que, según ellos, se daban en el lugar. Si embargo, Orellano insistió que no se trata de censurar las opiniones personales que los empleados tengan sobre la actual gestión. Pero enfatizó que las muertes de animales, mejoramientos en diferentes sectores o hechos institucionales serán comunicado previa supervisión y aprobación suya.

Al respecto, el arquitecto Ricardo Mariotti, administrador general de Parques y Zoológico, expresó que el comunicado interno no hace más que reforzar el objetivo que siempre tuvieron que es centralizar la información institucional para que no se duplique ni se malinterprete.

“Los empleados pueden hacer opiniones a títulos personales, pero la información oficial debe salir del sector de Prensa”, dijo Mariotti y agregó que no tienen identificado quiénes son las personas que utilizan las dos cuentas de redes sociales a las que hace mención Orellano. Pero en el caso de que sean empleados se les pedirá que entreguen las claves.

A fines de mayo, la Secretaria de Ambiente decidió apartar al cuerpo médico veterinario por “desconfiar” de su desempeño. Sin embargo, los profesionales aseguraron que hasta la semana pasada continuaban todos en sus respectivos puesto.

El viernes, El Sol daba a conocer que a la jefa de veterinarios, Analía Pedrosa, y al veterinario nutricionista del Zoo, Juan Pablo Coniglione, los trasladaron al cuerpo de Canes y Montada del Ministerio de Seguridad. Sus compañeros consideraron que se trataba de “un castigo” no sólo hacia ellos sino a todos los trabajadores. Aunque del Gobierno aclararon que sus pases se debían a la necesidad de esa área.

Por su lado, la sindicalista Raquel Blas, de ATE, dijo que han pedido la intervención inmediata de la Fiscalía de Estado por tres hechos puntuales: el traslado de los dos veterinarios, el remate de los animales ya que solicita mayores precisiones de cómo se realizará y el memorándum que les pone un bozal mediático a los empleados.

“Esta orden que han emitido no sólo es violatoria de todos los pactos internacionales, de la Constitución nacional y provincial, sino que viola le ley del empleado público. Ya que tenemos la obligación de denunciar los deteriores de los diferentes sectores y el mal desempeño de los funcionarios de turnos si los hubiera”, señaló Blas.

Fuente: El Sol