Home / política / Nombramiento polémico para un policía que no puede usar su arma

Nombramiento polémico para un policía que no puede usar su arma

Se trata del comisario Marcelo Esquivel, quien fue nombrado como jefe policial de Capital por el director de la Policía Roberto Munives. El nuevo jefe fue denunciado por su mujer hace dos años, le quitaron su 9 milímetros y tampoco puede vestir el uniforme.

La decisión de Munives causó sorpresa y malestar entre los efectivos cuando trascendió que lo promovieron a pesar de que fue denunciado hace dos años por violencia de género y las autoridades del Ministerio de Seguridad decidieron quitarle el arma reglamentaria.

Se trata de Marcelo Fermín Esquivel, responsable máximo de la Jefatura Departamental de Capital desde hace algunas semanas. Esquivel fue denunciado penalmente por su mujer por amenazas, y la cúpula de la cartera de calle Salta decidió retirarle su pistola calibre 9 milímetros –como marca el protocolo– mientras se desarrolla la instrucción y la investigación administrativa en la Inspección General de Seguridad (IGS).

Además, tampoco puede utilizar el uniforme correspondiente ni realizar tareas operativas en la calle, como el resto de sus pares en las otras jefaturas departamentales. “Sólo puede hacer tareas de oficina”, contaron fuentes policiales.

Esto no fue impedimento para que, por una licencia de enfermedad del comisario Roberto Enrique Favaro, fuera nombrado para hacerse cargo de la citada jurisdicción.

La historia del nombramiento tiene su inicio cuando Favaro dejó de estar al frente de la Jefatura Departamental de Capital, que integra con Godoy Cruz la Distrital Uno –a cargo de Walter Cabrera–, porque decidió operarse una rodilla (no se sabe cuándo volverá).

Fuente: El Sol