Home / deportes / Aquel penal atajado de Roma a Delem que significó el campeonato para Boca

Aquel penal atajado de Roma a Delem que significó el campeonato para Boca

Un 9 de diciembre de 1962 se define el campeonato en Argentina. Juegan Boca Juniors y River Plate. Un empate clasifica campeón a River. A minutos del final Boca gana por 1 gol a 0 con gol de Valentim de penal, y el juez cobra penal para River. Patea Delem, se adelanta Roma por lo menos dos metros y ataja. El reclamo de los de River encuentra la siguiente respuesta del árbitro Carlos Nai Foino: “Penal bien pateado es gol”. Boca gana el partido y es campeón.
Boca ganaba 1 a 0 (gol de Valentìn) cuando faltando 10’ para el final se produce una jugada complicada y Artime se deja caer al suelo. Así es como el árbitro Noi Foino cobra un penal inexistente para River. Tras una aireada polémica llegó el momento de la ejecución. ‘Tarzán”, cómo lo apodaban a Roma, lo recordaba así: “yo estaba muy tranquilo, me puse de cuclillas contra el poste izquierdo y me quedé agazapado mientras todos discutían, se empujaban, gritaban y la cancha era un silencio total: una tumba”.
Cuando llegó el remate de Delem, “a la pelota le alcancé a pegar con la mano derecha. Venía de frente y con tanta fuerza que picó casi en el banderín del córner. Ahí vino la explosión de la cancha, se venía abajo. En la última fecha del torneo de 1962, con Boca consagrado campeón, River goleó 4-1 a Gimnasia y el xeneize superó 4-0 a Estudiantes dando la vuelta olímpica.