Home / deportes / La historia se escribe con Tinta China: El “Cabezón” Sívori

La historia se escribe con Tinta China: El “Cabezón” Sívori

El 1 de diciembre de 1968 jugando precisamente frente a la Juventus (donde fue ìdolo), Enrique Omar Sívori deja el fútbol, luego de ser expulsado en dicho juego. Tenía 33 años cumplidos dos meses atrás… Con la camiseta de la ‘banda roja’ ‘Chiquín’ , como se lo conocía en su ciudad natal, o ‘el Cabezón’ como se lo apodó más tarde, jugó en total 63 partidos, convirtió 28 goles y participó en la obtención del tricampeonato de 1955, 1956 y 1957.

Para el recordado Sudamericano que se jugó en Lima en 1957, Sívori fue una de las figuras del Seleccionado argentino que se adjudicó ese torneo y cuya delantera se conoció como ‘los caras sucias’, por la juventud de sus integrantes, brillando junto con Oreste Omar Corbata, Antonio Angelillo, Humberto Maschio y Jorge Cruz.Ese equipo le marcó ocho goles a Colombia, tres a Ecuador, cuatro a Uruguay, seis a Chile, tres a Brasil. y solo perdió con Perú, cuando ya estaba consagrado como campeón.La actuación de Sívori, quien convirtió ocho goles, hizo que observadores europeos se fijaran en el delgado delantero de las medias bajas que sorprendió con su habilidad. Fue entonces que River, necesitado de capitales, lo transfirió a la Juventus de Turín en diez millones de pesos, en mayo de 1957, una fortuna de aquella época, dinero que sirvió para terminar la tribuna baja que da al Río de la Plata en el estadio Monumental, que hasta entonces era una ‘herradura’. La popular alta recién fue construida para el Mundial ’78. Con la camiseta ‘bianconera’ de la ‘vecchia signora’, el ‘Cabezón’ Sívori fue el máximo goleador de la Liga Italiana en 1960.

El formidable delantero marcó 134 goles en la Serie A, 24 en la Copa Italia y 12 en competencias europeas, totalizando 170 tantos en la Juventus, entidad con la que consiguió tres Ligas: 1957-58, 1959-60 y 1960-61; y dos Copas de Italia, las de1959 y 1960.En 1965 fue transferido al Napoli, donde veinte años después brillaría su compatriota Diego Maradona. En la entidad del sur de Italia permaneció durante cuatro temporadas (63 partidos y 12 goles), para dejar la actividad el 1º de diciembre de 1968 debido a una lesión en la rodilla derecha.Con la doble nacionalidad, integró el seleccionado italiano junto con su compatriota Humberto Maschio en el Mundial de Chile de 1962.En 1973, Sívori fue convocado como director técnico de la Selección argentina, con el objetivo de clasificarla para el Mundial de Alemania, algo que consiguió tras elminar a las selecciones de Paraguay y Bolivia, con un recordado triunfo en La Paz, con un equipo que incluyó jugadores especialmente entrenados en la altura, y que pasó a la historia como “La Selección Fantasma”.