Home / sociedad / Instan a vacunar a los animales domésticos contra la rabia

Instan a vacunar a los animales domésticos contra la rabia

Si bien en Mendoza no se han presentado casos de esta enfermedad, la cercanía con países limítrofes y otras provincias hacen que sea importante incrementar la prevención.

La ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Claudia Najul, participó de la jornada de actualización de rabia que se realizó hoy en el Centro Regional de Hemoterapia. Tuvo como propósito: generar un espacio de difusión y conocimiento del Ministerio con los municipios para fortalecer la prevención de la enfermedad.

La capacitación se realizó, a través del Departamento de Enfermedades Zoonóticas y Vectoriales. Se trabajó sobre la situación actual de rabia en el país y la provincia y las principales medidas de prevención, como la vacunación.

La capacitación estuvo destinada al personal de salud. Entre los temas prioritarios se desarrollaron: rabia animal en perros y gatos; rabia en murciélagos; casos probables y confirmados; normas de acción frente a un accidente por mordeduras; rol del médico veterinario privado y oficial.

En el encuentro Najul expresó: “Nuestro objetivo es convocar a todos los municipios para un trabajo en conjunto de actualización y puesta en valor de las nuevas herramientas con las que contamos, y como desde el departamento de Zoonosis podemos colaborar con los municipios para realizar de forma exitosa esta campaña”.

Por su parte Horacio Falconi, jefe del departamento de Zoonosis, señaló que si bien no se registran casos de rabia en la provincia, “siempre tenemos que estar atentos con la enfermedad y seguir con las acciones de prevención de manera permanente para que no existan casos”.

Entre las medidas preventivas, el profesional destacó la vacunación anual de perros y gatos y el cuidado responsable del animal. “Que no ande deambulando o en contacto con animales silvestres”, aclaró.

“La vacuna contra la rabia es una vacuna obligatoria en forma anual a partir de los tres meses y medio, las mismas son muy seguras no causan ningún inconveniente en el animal, y se trabajan a virus muerto por lo tanto no hay probabilidades de transmisión de ningún virus. Es fundamental la vacunación contra la rabia ya que se debe tener presente que somos una zona enzootica, por lo cual hay una prevalencia en animales silvestre y además tenemos el condimento que hoy tenemos un gran tránsito de personas y animales domésticos entre provincias, países, por lo cual la prevención de la enfermedad es una situación a atender”, puntualizó Falconi.

Para mayor información se puede concurrir al Departamento de Enfermedades Zoonóticas y Vectoriales, Rodríguez 1209, Ciudad, llamar al teléfono 261-4235527 o vía e-mail: [email protected]

Acerca de la rabia
¿Qué es?

La rabia es una enfermedad viral que afecta al sistema nervioso de los mamíferos, incluyendo al hombre. En nuestro país los transmisores de rabia son principalmente los perros y los gatos, pero también algunos animales silvestres como los murciélagos y los zorros. En algunas de las provincias del norte, otros mamíferos domesticables como el ganado pueden contraer la rabia, aunque en general no la transmiten.

¿Cómo se transmite?

El virus presente en el animal infectado (rabioso) se puede transmitir a través de la herida causada por una mordedura, o bien cuando el animal lame una parte de cuerpo lastimada recientemente.

¿Cuáles son sus síntomas?

En las personas los síntomas que deben hacer sospechar el diagnóstico de rabia son:

fiebre;
inquietud;
dificultad para tragar;
dolor de cabeza;
sensación de hormigueo en el sitio de mordedura o lamedura, días después de haber sido agredido por un animal.

La enfermedad no tiene tratamiento conocido y es de curso mortal.

En los perros y gatos los síntomas incluyen cambios de comportamiento, agresividad, salivación excesiva, imposibilidad de tragar o de beber, pupilas dilatadas, convulsiones, parálisis y muerte. Por eso, la vacunación de los animales y la tenencia responsable de mascotas, es un punto clave para la prevención de la enfermedad.

¿Cómo se previene?

En caso de sufrir una mordedura, lavar la herida con abundante agua y jabón, no colocar alcohol ni otro desinfectante, y concurrir rápidamente al centro de salud más cercano para ser evaluado por un médico.

Cuando esté indicado, debe aplicarse la vacuna antirrábica humana lo más inmediatamente posible después de ocurrida la exposición y no se debe interrumpir el tratamiento.