Home / sociedad / Promulgaron ley que protege el patrimonio y condona las deudas de los clubes barriales

Promulgaron ley que protege el patrimonio y condona las deudas de los clubes barriales

Los clubes barriales sin fines de lucro están de parabienes, ya que entró en vigencia la norma provincial que los protege contra embargos y ejecuciones judiciales y les condona deudas para que puedan desplegar sus actividades deportivas y sociales en forma sostenida, como ámbitos necesarios de contención y desarrollo.

Es que ya fue publicada en el Boletín Oficial la norma N°8.509/12, la cual establece que se modifiquen “los artículos 1, 2 y 3 de la ley N°6.858”, que protegía en esa instancia sólo a las instituciones futbolísticas. De esta manera, esa protección legal se extiende ahora a todas las entidades barriales sin fines de lucro ubicadas en la provincia, según el proyecto respectivo cuyo autor es el presidente del bloque de diputados FPV-PJ, Gustavo Arenas.
En este contexto, la flamante reglamentación sirve de sustento para avanzar en un creciente movimiento que tiene como objetivo recuperar y proteger legalmente los clubes barriales, sociales y deportivos de toda Mendoza, promovido también por el legislador justicialista.

Según la norma, el texto legal de la ley N°6.858 queda definido así en su artículo 1: “Declárense inembargables e inejecutables los bienes muebles e inmuebles que estén afectados a fines deportivos o recreativos y que sean propiedad de entidades sociales y deportivas sin fines de lucro, inscriptas y regularizadas ante la Dirección de Personas Jurídicas, y se encuentren afiliados a ligas, asociaciones o federaciones provinciales y/o nacionales debidamente conformadas por organismo competente”.

Por su parte, el artículo 2 expresa que “los ingresos corrientes de las entidades comprendidas en la presente ley sólo serán susceptibles de embargos hasta el máximo total del 20% de los mismos, exceptuándose los provenientes de subsidios públicos o privados”.

Finalmente, el tercer artículo declara: “Condónanse las deudas que mantengan las entidades comprendidas en esta ley en concepto de impuestos provinciales y de servicios públicos, cuya percepción esté a cargo de la Provincia”.

Convocarán a instituciones barriales en febrero
El diputado Gustavo Arenas resaltó el rol del Estado al señalar: “Debemos arbitrar todos los medios que estén a nuestro alcance para evitar graves pérdidas sociales y culturales para la comunidad, protegiendo a estas instituciones que son patrimonio de todos”.

“Es que los clubes barriales brindan la práctica del deporte social, que transmite valores de cooperación, solidaridad y respeto por el compañero. También es una actividad generadora de situaciones de inclusión, y un ámbito propicio para el desarrollo social sin discriminación de edad, sexo, condición física, social o cultural”, ilustró el legislador.

En este contexto, el titular del bloque de diputados justicialistas anunció que en febrero hará una amplia convocatoria a autoridades de instituciones barriales para explicarles los alcances de la nueva ley y crear el registro de clubes.

Celebran en el club Juventud Pedro Molina
Una entidad que vivió muy de cerca la situación de estar a punto de ser rematada y ahora goza de muy buena salud -gracias a las acciones de recuperación encaradas por los vecinos, la Comuna y el Gobierno provincial- es el Club Social y Deportico Juventud Pedro Molina, que funciona hace más de 80 años en el distrito Pedro Molina, en Guaymallén.

De hecho, la angustiante inminencia de su ejecución de bienes llevó al diputado Gustavo Arenas a idear la ley que ahora protege a ese tipo de instituciones barriales ante los vaivenes judiciales.

Gracias a la recuperación lograda, ese club potenció sus actividades abiertas a toda la comunidad y reforzó sus tareas de contención y entretenimiento, sin la preocupación de perder su espacio a manos de algún emprendimiento comercial a gran escala que sólo valoraba la ubicación estratégica del terreno y no el rol de desarrollo y hasta educativo que cumplen las entidades sin fines de lucro en la comunidad.

Es así que, al enterarse de la vigencia de la ley N°8.509/12, el presidente del Club Social y Deportivo Juventud Pedro Molina, Orlando Buenaventura, exclamó con total sinceridad: “Me parece fantástico. Esto es lo más hermoso que nos podría pasar. Este beneficio va a ayudar mucho a que los clubes barriales revivan de nuevo como en épocas anteriores”.

El pujante dirigente vecinal además se esperanzó en que la vigencia de la ley signifique un estímulo para que más personas se sientan incentivadas y apoyadas oficialmente a la hora de recuperar y reforzar las instituciones barriales en toda la provincia.

“Espero que la gente se contagie un poco para ponerse a reactivar los clubes. Antes no se podía tramitar ningún subsidio para el club, porque no nos entregaban el libre deuda debido a obligaciones contraídas en gestiones anteriores”, graficó Buenaventura

Y afirmó: “Ahora, con el libre deuda se podrá acceder a varios beneficios. Nos facilita poder trabajar libremente en el tema que sea con el club, principalmente en cuanto a los subsidios. Nos sentimos orgullosos desde el club Pedro Molina, ya que la reactivación de los clubes barriales será ahora una realidad”.

El nacimiento de la norma
Para aspirar a la sanción legislativa de la ley N°8.509/12, lograda el 28 de noviembre pasado,  el autor del proyecto, el titular del bloque de diputados FPV-PJ, Gustavo Arenas, se basó en lo sucedido con el hoy recuperado Club Social y Deportivo Juventud Pedro Molina, cuyas instalaciones iban a ser rematadas por un litigio originado en una deficiente gestión previa, una historia similar a la narrada en la película argentina “Luna de Avellaneda”, pero que en este caso se resolvió a favor de la comunidad.

Ahora y definitivamente, con la promulgación de la norma respectiva, las instituciones deportivas y sociales sin fines de lucro no podrán ser embargadas ni ejecutadas, mientras que sus deudas serán condonadas.

Movimiento para la Recuperación de Clubes de Barrio
El Movimiento para la Recuperación de Clubes de Barrio surgió a partir de lo sucedido con el club Pedro Molina, el cual pudo ser recuperado con la colaboración de los vecinos de esa zona, la Comuna de Guaymallén, el Poder Ejecutivo y la Legislatura provincial.

Este caso y la flamante ley de prohibición de embargos a esos clubes y su condonación de deudas con la Provincia motivaron al diputado Gustavo Arenas a crear ese ámbito de rescate de las entidades barriales.
Al respecto, se está elaborando un registro de todos los clubes sociales y deportivos de Mendoza que deseen recibir asesoramiento y ayuda para ser recuperados, por lo que las entidades interesadas en participar pueden comunicarse al teléfono 4493770, de lunes a viernes en horario de 8 a 20, o enviar la información necesaria al correo electrónico [email protected]