Home / sociedad / Vendimia 2018: una Vía Blanca plagada de luces y colorido

Vendimia 2018: una Vía Blanca plagada de luces y colorido

Miles de mendocinos y turistas disfrutaron este viernes por la noche de una nueva edición de la Vía Blanca, el tradicional desfile de los coloridos carros vendimiales en el que las 18 Reinas departamentales de la Vendimia recorren las calles céntricas. El tradicional desfile convocó a miles de mendocinos y turistas.

La Banda de la Policía de Mendoza abrió el desfile minutos antes de las 22 junto a la Federación Gaucha de Mendoza, antecediendo a la imagen de la Virgen de la Carrodilla.

Los primeros carros en recorrer las calles céntricas fueron el de la Reina y Virreina Nacionales de la Vendimia 2017 y el de la Vendimia para Todos (con el Rey y la nueva Reina, que reemplazó a la soberana que renunció en las últimas horas).

Luego fue el turno de las Reinas nacionales y provinciales invitadas, el carro de Irrigación y el de las soberanas de las respectivas colectividades invitadas.

Después llegó el momento más esperado de la noche con la primera Reina departamental. Este año, encabezó Florencia Morales, de General Alvear, a quien le seguieron las soberanas de San Martín, Guaymallén, Santa Rosa y Tunuyán.

La gente se agolpó a los carros para tratar de conseguir los productos que las bellas soberanas arrojaban desde sus carruajes. Muchos optaron por las ya clásicas canastitas para hacerse de los regalos. Los melones y las botellas de vino fueron los “trofeos” más buscados.

En cuanto a la musicalización de los carros, muchos optaron por ambientar con cumbia, reggaeton y otros ritmos populares. Otros, eligieron el folclore para acompañar a sus soberanas, que arengaban a la multitud.

El carro de Junín fue uno de los que despertó mayores aplausos cada vez que lanzaba “llamaradas” de pirotecnia fría.

Este año en poco más de una hora los carros ya habían pasado frente al palco oficial, donde los funcionarios aplaudían a cada soberana y recibían los obsequios que les dejaban.

Fue un acto breve y ordenado, que fue celebrado por miles de personas que acompañaron a las candidatas al trono nacional detrás del extenso vallado dispuesot en las calles céntricas.

Fuente: Los Andes