Home / opinión / Solidaridad con los docentes argentinos

Solidaridad con los docentes argentinos

Desde Sur para la Emancipación nos solidarizamos al rechazo generalizado de los trabajadores de la Educación del país  ante la arbitraria decisión del Ministro de Educación de la Nación, Sileoni, de cerrar unilateralmente la paritaria del sector, otorgando a los maestros un indigno aumento del 22%, que además será en tres cuotas, con lo que dicho porcentaje se alcanzará recién en enero de 2014. Y en Mendoza, el ofrecimiento, inferior al propuesto por la cartera Nacional, del 21,3% y en tres etapas.
Nuevamente el gobierno impone un techo salarial y en una sola negociación anual, con lo cual los salarios perderán poder adquisitivo, ya que las proyecciones para este año indican que la inflación trepará al 30 %. A la vez sobre esta “sintonía fina” sobre los salarios, se suman los tarifazos del transporte, servicios, el IVA del 21% a los productos de primera necesidad, el cobro del impuesto a las “ganancias sobre los salarios de aproximadamente 1/3 de los trabajadores.
Con esta política, tanto el Gobierno Nacional como el Provincial, indefectiblemente, hacen recaer la crisis, que públicamente niegan, sobre las espaldas de los trabajadores, mas no así sobre los legisladores nacionales a los que les otorgaron un incremento vergonzoso, como también el que otorgaron a los funcionarios provinciales del 50%.
Esta irritante situación, nos llevar a recordar el concepto que tiene la Presidente sobre nuestros maestros, vertido cuando la inauguración oficial de las sesiones ordinarias del Congreso, el año pasado,…”trabajan 4 horas y tienen 3 meses de vacaciones”…
El debate público que ha emergido como volcán en la sociedad sobre la crisis del sistema educativo, la calidad del mismo, aportamos como uno de los aspectos fundamentales a considerar, no el único, que la calidad educativa también pasa por las condiciones donde se realiza el proceso de enseñanza aprendizaje, por la dignidad profesional de los docentes que incluye la conquista de un salario digno por lo que a viva voz también decimos EL SALARIO NO ES GANANCIA.

Apoyamos sin más, el reclamo de la docencia argentina, de:

Reapertura de las paritarias sin cepos ni techos.
Eliminación del Impuesto a las ganancias sobre los salarios.
Universalización de las asignaciones familiares sin topes ni escalas.
Estabilidad laboral.

A la vez que nos pronunciamos por:

Una reforma tributaria integral de carácter progresiva que termine con el impuesto al consumo (IVA sobre los alimentos); que restituya las contribuciones patronales para las grandes firmas al nivel de 1993; que  elimine las exenciones a la renta financiera, a la renta minera y a las ganancias patrimoniales de las firmas.

Sobre el condicionante de la deuda pública que como espada de Damocles perpetuamente nos condiciona, afirmamos que el que no se haya hecho la auditoria o investigación de la misma, que históricamente el movimiento popular argentino ha reclamado, en el 2005, o en el 2010, cuando los sucesivos canjes, no impide realizarla ahora. Hoy tenemos la oportunidad política de enfrentar esta verdadera pérdida de soberanía que nos corroe. Ahora es cuando el Estado Argentino debe dedicarse a solucionar la acuciante deuda interna en salud, educación, pobreza e indignidad, denunciando la subordinación a los tribunales extranjeros y auditar e investigar la deuda a fin de no pagar lo que no corresponda.

Sobre el saqueo de nuestros yacimientos minerales, los recursos del petróleo y el gas, la cordillera, las tierras cultivables, los acuíferos, la destrucción del transporte nacional, la devastación de los trenes, que llevaron como la crónica de una muerte anunciada a la masacre de once, de la flota mercante y fluvial, la privatización de los puertos, etcétera, etcétera, lo que ha generado la concentración y polarización de la riqueza junto a la extranjerización de nuestra economía, el saqueo de los derechos laborales y sociales; hoy también tenemos la oportunidad como pueblo, organizándonos por abajo y uniéndonos en la lucha transformar este modelo excluyente, esta Argentina degradada y enajenada en una democracia de los de abajo, donde no tengan más cabida los políticos que están de rodillas, postrados, adoptando los nuevos disfraces del coloniaje, que en lugar de ser los representantes del pueblo frente a los poderosos, han mostrado su verdadero rostro, son los representantes de los poderosos contra el pueblo.

La salida de la crisis está mirando nuestra historia, nuestro suelo rico y nuestra población pobre y mirando nuestra América Latina  y no a los bancos del norte, sus enclaves locales y las transnacionales, porque la salida no es con más capitalismo.

El mandato de la hora es afianzar la unidad, reparar lazos solidarios, reconstruir la confianza, encontrarnos los que compartimos sueños, luchas y esperanzas para derrotar las políticas y las fuerzas que nos sojuzgan.

“… hasta que un día el paisano
acabe con este infierno,
y haciendo suyo el gobierno
con sólo esta ley se rija:
es pa’ todos la cobija
o es pa’ todos el invierno”

Poema “El paso de los libres” de Arturo Jauretche

Sur para la Emancipación, 25 de febrero de 2012.-