Home / sociedad / Mendoza suma el yoga a los Caminos del Vino

Mendoza suma el yoga a los Caminos del Vino

La posibilidad de fusionar el yoga y el vino ahora es una realidad gracias al desarrollo de un nuevo evento que viene a innovar en la provincia. Para disfrutar de la esencia perfecta del mundo del vino combinado con el yoga.

Yoga por los caminos del Vino es un proyecto ideado y desarrollado por Alejandra Navarría que pretende acercar la práctica del yoga a la industria vitivinícola. Paralelamente, busca vincular al vino con el concepto de salud.

Apreciando el entorno natural de los viñedos, es una experiencia de bienestar físico y mental que combina los beneficios mundialmente reconocidos del yoga y las propiedades de una copa de vino. El producto busca promover la ejecución de la disciplina en escenarios proporcionados por los viñedos y paisajes en torno a una bodega.

Mediante la asociación de ambos universos (Yoga y Vino) brinda una alternativa cultural, turística, espiritual, deportiva y social, que permite una experiencia saludable y beneficiosa, avalada tanto por las conocidas y probadas propiedades del vino consumido con moderación, como por las favorables cualidades del yoga.

El yoga busca la unión del cuerpo, la mente y el espíritu. A través de las asanas o posturas (movimientos sincronizados con la respiración), busca la oxigenación del organismo, la concentración e induce la meditación. La práctica activa y dinámica permite obtener una mente serena y un cuerpo fuerte, flexible y saludable, actividad que se verá potenciada en un entorno de aire puro y natural como los viñedos, valles y montañas. Su destreza continua se recomienda para tratar una serie de enfermedades crónicas como el estrés, las tensiones y las afecciones cardíacas, entre otras.

El vino, por su parte, también ofrece beneficios para la salud. Debido a sus polifenoles, una copa diaria de vino tinto otorga al organismo un efecto protector: previene afecciones cardiovasculares y el envejecimiento prematuro de las células de la memoria. Beneficia la asimilación de las proteínas, previene y disminuye alergias, mejora la piel, etc.

En resumen, tanto Yoga como Vino brindan indudables beneficios para la salud. Disfrutados en un espacio bello y natural, en compañía de otras personas de similares intereses, fomentan las relaciones sociales, el acercamiento a la industria y por lo tanto, el consumo responsable del vino, en una experiencia muy enriquecedora.