Home / opinión / Cornejo en ADEPA: Esta resignificación de los sujetos sociales a partir de la multidireccionalidad de la comunicación pública puede ser un enorme paso adelante de las sociedades libres

Cornejo en ADEPA: Esta resignificación de los sujetos sociales a partir de la multidireccionalidad de la comunicación pública puede ser un enorme paso adelante de las sociedades libres

Es de gran estímulo y trascendencia para nuestra ciudadanía, y particularmente para el gobierno que encabezo, que una de las organizaciones de la sociedad civil más importantes dedicada a la promoción de la libertad de expresión y la libertad de prensa, esté reunida acá, en Mendoza.

Subrayo, además, el gusto que me da ese tono federal que siempre aporta ADEPA por la amplia representación geográfica de sus integrantes, que junto con la calidad de las exposiciones que ofrecen, vigorizan la importancia de estos encuentros.

Y, por supuesto, es un gusto también que la reunión sea en esta casa largamente centenaria, tan vinculada a la vida mendocina, como es Los Andes.

Sean bienvenidos hoy y siempre a esta tierra de progreso social, todos los que trabajan para convertir a la información de calidad en un bien común, porque esa es una de las claves esenciales para construir más y mejor ciudadanía, extender los horizontes de la democracia y definir los contornos de una república sana.

Es innegable que los factores estructurantes de las sociedades modernas vienen cuestionado la legitimidad tradicional de las instituciones, dando paso a un nuevo paradigma donde los mecanismos de mediación social están cambiando y demandando un mayor esfuerzo de las organizaciones públicas y privadas para construir confianza.

Esta resignificación de los sujetos sociales a partir de la multidireccionalidad de la comunicación pública puede ser un enorme paso adelante de las sociedades libres si, a la amenaza que significan las facilidades que brindan las nuevas tecnologías para la diseminación de información falsa y las manipulaciones, se le oponen las virtudes de un pensamiento plural que sea capaz de enriquecer el debate público, haciéndolo realmente útil y propositivo. Esa es la oportunidad y el desafío que nos ofrece el nuevo tiempo para encontrar soluciones efectivas que contribuyan a mejorar la vida individual y colectiva de las personas.

Naturalmente, un escenario de cambio vertiginoso como el que vivimos exige nuevos liderazgos, no sólo comprometidos con las habilidades para la innovación y la reingeriería institucional en busca de estándares de mayor eficiencia, sino fundamentalmente liderazgos comprometidos más que nunca con el valor ético de la responsabilidad.

Esta nueva concepción de liderazgo debe ser exigida, desde ya, a los gestores estatales, que en mi impresión nos debemos una fuerte autocrítica a esta altura de la democracia, para hacer que los valores de la transparencia, la austeridad, la decencia, la vocación por el servicio público, entre otros, sean por fin un verbo común entre quienes participamos y entre quienes aspiran a participar de la administración del Estado, pero también en las empresas privadas, sobre todo en las que influyen decisivamente en la construcción de las percepciones de la ciudadanía.

En este mapa, muchas veces impreciso, de multidireccionalidad, la diferencia más aguda entre la comunicación espontánea, anónima y la de los medios profesionales es, ni más ni menos, la verificación efectiva de los hechos. Sin vueltas. Quiero decir que el gran valor del periodismo debe ser hoy más que nunca “respetar la dignidad de los hechos”, como definiera con brillantez imprescriptible, Hannah Arendt.

La posverdad y sus mitos lacerantes para el conjunto de la sociedad, no puede constituirse en el dominador prevalente del debate público mientras haya medios serios, diversos y un periodismo profesional, capaz de explicar y respaldar sus porqués. Esa es la tarea en la que, desde mi punto de vista, le toca enfocarse en materia de contenidos a la dirigencia periodística frente al desarrollo incierto de las redes sociales.

No puede haber argumento alguno apoyado en la transformación de la industria, ni en nombre de la primicia, ni de la rapidez, ni en el riesgo de la sustentación económica, ni en el modelo de negocio, que justifique la construcción de la noticia impune. Es en torno a la validación de los hechos donde está el desafío de despertar el interés de las audiencias para diferenciarse.

Justamente por eso, creo que el periodismo profesional es cada vez más importante en la escalada de los formatos digitales. No tengo dudas de que debe constituir el primer escudo de la verdad cívica. Sencillamente porque es el periodismo profesional la fuente que debe incorporar al dominio colectivo los elementos conceptuales que para el pensamiento simplificado y fragmentado de las redes no parece relevante, quizá porque ayuda a sostener el sesgo confirmatorio del emisor o porque carecen de impacto o por la misma pereza validatoria, pero que son fundamentales para la comprensión de los hechos.

La intención honesta de la verdad detrás de los hechos es la marca que confirmará más que nunca al periodismo profesional y le permitirá prestigiarse. El periodismo debe tener el permanente interés teórico por distinguir los hechos para hacer posible su comprensión cabal.

Tanto quienes ejercemos la función pública como quienes ejercen el periodismo profesional debemos poder respaldar lo que decimos y respaldar lo que hacemos.

Las posiciones radicalizadas son una trampa que alimenta la confusión deliberada entre información y opinión. Ambas son importantes para el debate público, pero correctamente diferenciadas.
En este sentido, reconozco que la política debe trabajar mucho para superar las divisiones irreductibles, porque eso también contribuye a la información eficaz del ciudadano.

Una sociedad evoluciona cuando mejora los contextos de su debate público, consigue consensos y comparte visiones para la acción. Por esto también es necesaria una colaboración horizontal entre Estado y periodismo, que ponga siempre luz sobre los asuntos que necesitan indagación pública para el efectivo funcionamiento de los contrapesos republicanos.

Esperemos seguir encontrándonos diariamente ahí.

 

About Periodistas Cuyonoticias

skype: cuyonoticias twitter @cuyonoticias
A %d blogueros les gusta esto: