Home / tecnología / Hyperloop: el tren supersónico del futuro que se viene

Hyperloop: el tren supersónico del futuro que se viene

La empresa española Carbures presenta, tras un año de trabajo, el primer prototipo del tren supersónico del futuro hecho con fibra de carbono y que estará listo para 2019 bajo un “costo asumible”.

Hyperloop, el tren supersónico del futuro, suena a ciencia ficción. Pero no. Es ya una realidad. Y además lleva sello español. Carbures, firma de origen gaditano, ha hecho realidad este hito tecnológico, empresarial y mundial que aspira a dejar una gran inversión en las regiones en donde se desarrolle en los próximos años.

La compañía Hyperloop Transportation Technologies (HTT), uno de los tres consorcios que están haciendo posible este proyecto de innovación, ha presentado este martes en la planta que Carbures tiene en El Puerto de Santa María la primera cápsula de viajeros, fabricada en un 90% en fibra de carbono. Tiene 32 metros de largo y pesa 5 toneladas. Será capaz de albergar a un número pequeño de pasajeros, aún por determinar, para viajar en unos años a velocidades cercanas a 1.200 kilómetros por hora por un tubo al vacío sensorizado.

«Hyperloop no es el futuro, es el presente»
«Hyperloop no es el futuro, es el presente», ha valorado la firma. «Trabajando junto a ingenieros de HTT, estamos orgullosos de superar los límites en materiales inteligentes de transporte y fabricación», ha asegurado el cofundador y presidente de Airtificial Rafael Contreras, nueva compañía tecnológica española, de ingeniería y fabricación, que resulta de la fusión entre Inypsa y Carbures. A la presentación oficial han acudido, además, empresarios y dirigentes políticos, entre ellos, Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía.

«Hablaban de un tren histórico, pero lo que quiero resaltar es que estamos haciendo historia. Nuestra pequeña historia. Somos del sur de España. Yo llamo a Cádiz el Kilómetro Cero».

«Hoy hemos presentado un nuevo modelo de transporte construido con un alto porcentaje de material compuesto, lo que convierte probablemente a Hyperloop en el vehículo de transporte más seguro del mundo», ha destacado el directivo. Además, ha asegurado que es un día muy importante: «Os hablaban de un tren histórico, pero lo que quiero resaltar es que estamos haciendo historia. Nuestra pequeña historia. Somos del sur de España. Yo llamo a Cádiz el Kilómetro Cero y, desde aquí, nos hemos hecho globales». Visiblemente emocionado, Contreras ha hecho un símil para relatar la importancia de esta iniciativa: «Es el día en el que los niños le cuentan a los padres qué es Hyperloop».

Javier Moreno, responsable de diseño, ha asegurado que este proyecto de transporte tiene visos de generar una gran riqueza a la región. «Cuando nos enseñaron el dibujo nos llevamos las manos a la cabeza. Recibimos un maravilloso boceto que teníamos que hacer realidad y tuvimos que pensar en todo porque no había nada: remaches, materias primas, problemas con el ensamblaje… más que un Airbus», ha insistido Moreno, al tiempo que ha lanzado una promesa: «hemos creado riqueza con este proyecto».

Inversión «asumible» y listo para 2019
«Lo primero es que hay que celebrar este momento», ha subrayado Moreno, quien ha calificado de «muy importante» la presentación del prototipo. «Aún recordamos que necesitábamos años y millones de dólares para conseguirlo, pero lo hemos hecho antes de tiempo y a un coste asumible», ha apuntado. El siguiente paso -dice- es integrar la cápsula dentro de todo el ecosistema tecnológico de Hyperloop. «Estará listo para 2019», ha prometido el directivo, quien ha adelantado durante la presentación que la compañía ya se encuentra desarrollando una segunda lanzadera que se destinarán al proyecto de redes comerciales previsto para Abu Dhabi, uno de los estados en donde la firma ha logrado una gran inversión.

«La creación de la cápsula representa un viaje de más de un año con los mayores expertos en diseño, ingeniería y desarrollo de materiales de vanguardia»
Ahora, la cápsula inicia un nuevo viaje hacia Toulouse, Francia, donde se encuentra el centro de investigación y desarrollo de Hyperloop Transportation Technologies. Allí se procederá al ensamblaje e integración adicional en el sistema, antes de ser usada en una de las primeras pistas comerciales. «La creación de la cápsula representa un viaje de más de un año con los mayores expertos en diseño, ingeniería y desarrollo de materiales de vanguardia», ha añadido Dirk Ahlborn, cofundador y director general de HTT. «En sólo cinco años hemos solucionado y mejorado todas las necesidades tecnológicas de Hyperloop con nuestro nuevo sistema de levitación, bombas de vacío, baterías y componentes inteligentes. Esta cápsula formará parte del sistema de transporte más eficiente jamás creado», ha valorado el directivo.

Dudas de regulación
Ahlborn ha reconocido que lleva estos últimos meses viajando por diferentes países y reuniéndose con los gobiernos para llegar a acuerdos para que Hyperloop sea una realidad cuanto antes. Y es que es precisamente la falta de un marco regulatorio uno de los principales escollos a salvar. «La integración de las diferentes tecnologías es otro de los retos», ha reconocido. Aún así, el sueño del Hyperloop continuará adelante. «Lo mejor está por llegar», ha asegurado a la vez que ha reconocido que la compañía está abierta a propuestas, ideas para mejorar el modelo.

Por su parte, Andrés de León, directivo de HTT, ha destacado que «es más importante el cómo se hace que el qué se hace». En su opinión, Hyperloop «no es solo una nueva compañía» sino «un movimiento» que da «libertad de pensamientos para que cada uno aporte lo mejor de sí» gracias a un «modelo colaborativo».

El origen de Hyperloop nace de una idea de Elon Musk, el expresidente de Tesla y fundador de PayPal, junto a la compañía espacial SpaceX y Tesla Motors. Hay varios consorcios que luchan por hacer realidad esta iniciativa. Una de ellas es la empresa californiana Hyperloop Transportation Technologies, que emplea a más de 800 profesionales de 38 países diferentes dentro de un proyecto cuya inversión es superior a los cien millones de dólares. Otra es Virgin Hyperloop One, que recientemente ha firmado un acuerdo con Adif para levantar en Bobadilla, un pequeño pueblo de Antequera (Málaga), un centro de innovación para investigar las posibilidades de este concepto de transporte terrestre.

«Tiene que ser un modelo sostenible»
Una de las principales preocupaciones alrededor del proyecto de Hyperloop está relacionado con el consumo energético para hacer funcionar los tubos de vacío. Todavía se encuentra en frase de desarrololo y análisis, aunque los directivos han vaticinado que el tren funcionará de manera sostenible. «Me atrae formar parte de un cambio de mentalidad. Necesitamos un mundo sostenible donde el ser humano sea capaz de integrarse en las nuevas tecnologías que se van a desarrollar», ha reconocido Contreras.

A su juicio, la compañía persigue una filosofía de futuro clave: «una robótica que ayude al ser humano, sin sustituirlo, a abordar los nuevos retos tecnológicos. Una robótica que interactúe con el ser humano porque la sostenibilidad de la economía no pasa por la destrucción de empleos. Tiene que ser un modelo sostenible, un modelo de vida». Hyperloop tiene un 85% de fibra de carbono, por lo que los desarrolladores creen que logra un menor consumo energético y reducir las emisiones de gases contaminantes.

About laura altamiranda