Home / sociedad / Realizan campaña de prevención para lobesia botrana en Maipú

Realizan campaña de prevención para lobesia botrana en Maipú

Lobesia botrana está declarada de impacto ambiental para el Servicio de Tratamientos Aéreos, por lo cual se lleva a cabo esta campaña preventiva. El domingo 28 de octubre, el Servicio de Tratamientos Aéreos llevará a cabo 5.266 hectáreas en Maipú, el cual solo será suspendido por mal tiempo. Se utilizarán productos registrados y autorizados por SENASA, amigables con el medio ambiente y de la categoría toxicológica Clase 4 (banda verde). Los tratamientos serán supervisados por técnicos de ISCAMEN y SENASA.

Las acciones de control se desarrollarán en el marco de la Ley Nacional 27.227 que declara de interés nacional el control de la plaga, la Ley provincial 9.076 que declara de interés provincial el control del citado insecto, la Resolución de SENASA 583E/2017 que declara la Emergencia Fitosanitaria por la plaga Lobesia botrana, y el Decreto Provincial 1812/2017 que establece la coordinación de acciones conjuntas de control por parte del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, a través del ISCAMEN, junto con el SENASA, los Municipios, Dirección Nacional de Vialidad, Dirección General de Escuelas, Secretaría de Ambiente y Desarrollo Territorial, para desarrollar la logística que demanden las aplicaciones aéreas para el control de Lobesia botrana.

Más allá de la especificidad del producto para el control de la plaga, no se realizarán aplicaciones en zonas urbanas, periurbanas, fuentes de agua, canales de riego, colmenas, escuelas, centros de salud, hospitales, etc.. Si bien la normativa de Ambiente establece zonas buffer de 100 / 200 metros, se han establecido zonas de contención o amortiguamiento con 500 metros de protección hasta lugares de aplicación, superando ampliamente los límites internacionales en la materia.

Los aviones, a través de los cuales se prestará el Servicio de Tratamientos Aéreos, utilizarán tecnología de precisión que permite aplicar las dosis indicadas en los lugares previamente delimitados. Incorpora geoposicionamiento para determinar en tiempo real la actividad del avión en zonas de sobrevuelo. Asimismo, la tecnología disponible permitirá el seguimiento y registro de todas las acciones que se desarrollen. Los tratamientos serán supervisados por técnicos de ISCAMEN y SENASA.