Home / policiales / San Luis: Escuela ha sufrido 3 robos en un mes y diez días

San Luis: Escuela ha sufrido 3 robos en un mes y diez días

Se trata de la Escuela N°66 “Monseñor Tibiletti” ubicada en el Barrio Virgen de Lujan, en la zona sur de la ciudad de San Luis. Los delincuentes se roban hasta los inodoros y después los revenden en el mismo barrio.

Graciela Gatica, directora del establecimiento escolar, sostuvo que el primer robo de este año se registró el primero de octubre, allí los delincuente ingresaron por una de las puertas rompiendo las cerraduras. “En la primera oportunidad nos robaron los inodoros las mochilas y los lavamanos de los baños del sector este de la institución qué ocupan los chicos del nivel primario y secundario cuando salen al recreo”.

“Pasaron 15 días, por otra puerta, que rompieron con su correspondiente cerradura, vidrio y demás, entraron a una cocina equipada como tal con alacena y demás, intentaron llevarse la cocina pero como no pudieron la destruyeron y la dejaron tirada. Salieron hacia un costado donde está el baño para discapacitados también rompieron la puerta y otro elementos” explico Gatica.

“Cuando volvemos de este fin de semana, después del acto del día de tradición que se realizó el día viernes, en el sector de nivel inicial, entraron por una puerta que da al patio rompiendo el candado, con todo el cierre correspondiente todo forzado. Fueron a los baños del nivel inicial que tiene todo adaptado para los chiquitos, o sea son inodoros chiquitos, piletas chiquitas, mochilas chiquitas porque es todo para niños de 4 y 5 años. Se llevaron todo” se lamentó la directora.

Gatica Indicó que los chicos el nivel inicial no están asistiendo porque no tienen baños. “Ellos son muy chiquititos para compartir los años con los chicos más grandes”. Ahora deberán esperar que en factura escolar fue para los baños para que puedan volver a clases.

Además de la zona de los baños también ingresaron a un aula y se llevaron los regalos que habían comprado las maestras para los chicos y dejaron todo revuelto. “Hay que tener maldad, hay que ser malo para levantarte de tu casa y decir me voy a ir a una escuela a destruir” afirmó la directora, quién trabaja en ese establecimiento desde hace más de 20 años y que vive este tipo de problemas todos los años. “Viene infraestructura escolar y coloca el alambre romboidal, se están subiendo al auto y ya se lo han robado”.

Si bien la policía nunca ha podido dar con los delincuentes Gatica explicó que en el barrio todo se conocen y que saben que los elementos robados a la escuela se ofrecen en el mismo barrio pero muchos vecinos no hablan porque tienen miedo.

About gladys aguilar