Home / opinión / Reelecciones indefinidas

Reelecciones indefinidas

El fin de reelecciones indefinidas para todos los mandatos de la administración pública fue uno de los puntos sobre los que Fundación Nuestra Mendoza hizo énfasis en el año 2016 en los espacios de diálogo que se generaron en el marco de la posible Reforma de la Constitución Provincial.

Desde Fundación Nuestra Mendoza consideran que este punto es fundamental para una mejora en la Calidad de la democracia, evitando situaciones de creciente personalismo, clientelismo y paternalismo, que potencialmente implican las reelecciones indefinidas y generando condiciones propicias para la construcción de nuevos acuerdos y para la incorporación de diversas demandas que no han sido tenidas en cuenta.

Si bien las reelecciones, como toda elección democrática, responden al mandato soberano del pueblo quién decide apostar por la continuidad de un plan de gobierno, hay que tener en cuenta que las reelecciones indefinidas atentan tanto contra la periodicidad y la alternancia en el poder, lo cual es un requisito básico del sistema republicano establecido en nuestra Constitución; como así también atentan contra la igualdad de oportunidades para competir en elecciones limpias, derecho establecido en diversos tratados internacionales, dado que quién detenta el poder cuenta con recursos diferenciales, respecto a sus competidores, para competir en las elecciones y en su campaña previa.

Se es consciente de que hay cambios dentro de una sociedad que por su magnitud, su implementación implica períodos de tiempo que pueden superar una o dos gestiones, y esto suele ser una de las justificaciones a las sucesivas reelecciones, sin embargo es importante entender que estos cambios tan neurálgicos no pueden apoyarse en una mayoría coyuntural, sino que los mismos deben ser productos de amplios consensos entre diversas fuerzas que hagan de ellos Políticas de Estado que excedan las voluntades de los funcionarios de turno.

Una sociedad democrática, y la perdurabilidad de la misma en el tiempo, se basa en la confianza y credibilidad en un sistema de gobierno y no en la confianza en líderes específicos; la sociedad debe trabajar y exigir una forma de gobernar y de desempeñarse en cargos públicos que permitan un verdadero fortalecimiento de la democracia independientemente de quién/es detenten el poder.

Fundación Nuestra Mendoza
22/11/2018

About Periodistas Cuyonoticias

skype: cuyonoticias twitter @cuyonoticias