Home / tecnología / La sinergia entre los drones y la gestión de los activos físicos es una nueva oportunidad para el sector público y el gobierno

La sinergia entre los drones y la gestión de los activos físicos es una nueva oportunidad para el sector público y el gobierno

Si tu trabajo tiene algo que ver con el uso de la tecnología para brindar servicios más inteligentes y eficientes, no hay mejor momento para estar trabajando en el sector público. Una mezcla de sistemas y servicios disruptivos, que incluyen la nube, big data, analytics y drones están transformando el lugar de trabajo como nunca antes.

Las opciones y posibilidades que existen hubiesen sido inimaginables hace cinco años, y ya se están trasformando en herramientas básicas. Es un momento de tecnologías innovadoras, evolucionando juntas a un ritmo sin precedentes. En el corazón de la transición está la columna de TI que brinda a las organizaciones visibilidad, transparencia, seguridad digital y control operacional para el seguimiento de grandes departamentos y funciones, utilizando al máximo los activos existentes y brindando servicios de alta calidad que esperan los ciudadanos.

Gestión de los activos físicos
En los últimos años, cada vez más los departamentos de gobierno se están familiarizando con la gestión de activos físicos (EAM), un sistema que incluye:

Una base de datos con todos los datos físicos y financieros de los activos físicos de la organización

Identificación de código de barras para todos los activos; y

Uso extensivo de tecnología móvil para auditoria de campo en el mantenimiento diario.

Un ejemplo es la ciudad de New York, donde existen aproximadamente 1 millón de edificios, y 2.7 millones de vehículos que ingresan a la ciudad diariamente, y una cantidad infinita de herramientas menores y dispositivos en el inventario, todo gestionado por un software EAM. Nunca ha sido tan importante ser eficientes con las operaciones del sector público, optimizando cada activo para maximizar el servicio, anticipar fallas y minimizar tiempos de paradas.

Es por eso que se están pasando el software EAM a la nube, para aprovechar mejor la oportunidad de optimizar las operaciones con presupuestos flacos. La nube también termina con la era de las modificaciones locales, liberando al equipo de tecnología “on premise” para dedicarse a temas más específicos.

El EAM basado en la nube es el pegamento que mantiene todo unido. El sistema identifica, sigue, y analiza los activos físicos de la organización y brinda las herramientas de planeamiento y decisión necesarias para optimizar su desempeño. Al generar programaciones precisas de mantenimiento que minimizan las paradas no anticipadas, el EAM maximiza la eficiencia operacional y hace el mejor uso de la mano de obra y de los materiales. Agregándole el Internet de las Cosas, se puede crear una red que cubre todos los sistemas críticos para predecir el mantenimiento y las necesidades de reparaciones antes de que sean obvias.

Ojos en el cielo
La última tecnología es la poderosa sinergia entre el software EAM y los drones. Las instalaciones y activos pueden estar ya sea en la tierra, aire o mar pero en sitios distantes e incómodos que pueden ser peligrosos y difíciles de llegar por ruta. La operación muchas veces depende de equipos o dispositivos ya viejos que se deben llevar a lugares aislados con costos y dificultades para organizar un viaje de mantenimiento.

Los drones brindan una visión de 360 grados de los activos ofreciendo datos esenciales para permitir realizar un plan eficiente de gestión de activos físicos. En el caso de trenes, astilleros, aviones o tuberías, edificios o puentes, la sinergia entre los drones y el EAM ayuda a mejorar los procesos de inspecciones, impulsar el performance de los activos y cumplir con las normas que rigen el trabajo.

Existen dos puntos que la nube y los drones tienen en común: ambos emergieron rápidamente y se están transformando en herramientas esenciales para el sector público. Si el reto que enfrenta tu organización en el futuro cercano es brindar un servicio de excelencia en la gestión de infraestructuras con un presupuesto limitado, el primer paso es optimizar la gestión de los activos bajo control. Esto significa utilizar tecnología de vanguardia.

Por Rubén Belluomo, Gerente Comercial de Infor para el Cono Sur

About Periodistas Cuyonoticias

skype: cuyonoticias twitter @cuyonoticias