Home / sociedad / Pantallas y cultura digital: una investigación en la escuela José Vicente Zapata

Pantallas y cultura digital: una investigación en la escuela José Vicente Zapata

“Pantallas y cultura digital” es un proyecto de investigación desarrollado en la escuela 4-001 Dr. José Vicente Zapata. La investigación se inició en el año 2016 bajo la denominación Enredados, Conectados e Incluidos. El objetivo general fue establecer una aproximación acerca de los consumos digitales de los estudiantes y cómo los mismos están impactando en las aulas.

El Equipo de investigación formado por Romina Bondi, Anabel Navarro, Juan Pablo Montane y Claudio Peña, estuvieron a cargo del trabajo de investigación que se llevó a cabo de marzo a octubre de 2018. Participaron 190 alumnos de secundaria (de primero a quinto año), de edades comprendidas entre los 12 y los 18 años. También se realizó un focus group con padres, alumnos, profesores y preceptores.

Algunas conclusiones
Una característica de los adolescentes, de acuerdo a este estudio, es la instantaneidad. La necesidad de respuestas inmediatas y la impaciencia los pone nerviosos.
En general los estudiantes no utilizan el correo electrónico.
Pasan la mayor parte del día utilizando dispositivos tecnológicos, principalmente el celular. Están en línea constantemente.
Las netbooks quedan en desuso. Por lo general todas las actividades de comunicación y entretenimiento la realizan desde los teléfonos celulares. Esto tiene que ver con las características fundamentales de este dispositivo: portabilidad, conectividad y comunicabilidad.
Las pantallas son dispositivos importantes en la vida de los estudiantes de la escuela. En una familia tipo, en promedio, hay entre 6 a 8 pantallas.
Debido a la impaciencia, las clases tradicionales los aburren. Prefieren métodos participativos y colaborativos. Por ello cobran relevancia las clases creativas e innovadoras de parte de los docentes.
Estar en línea también desarrolla su creatividad.
Ante las dudas, los alumnos consultan en primer lugar en Google y en segundo lugar Wikipedia.

Los padres se rigen con mecanismos de control con respecto al uso de las redes sociales y las nuevas tecnologías.
Los alumnos observaron, como aspecto positivo, advertir sobre la importancia de la privacidad y los peligros en las redes sociales, así como los riesgos de prácticas como sexting, grooming y ciberbullying.

Muchos estudiantes tienen más de un perfil en las redes: el público en el que cualquier persona los puede seguir y el privado “para familiares”. Si bien advierten peligros en las redes, a la hora de tomar medidas para aceptar seguidores muchas veces el criterio es que tenga “algún conocido en común” y resulta valioso tener muchos seguidores en las redes, lo que es percibido en cierta medida como un sinónimo de popularidad. Hoy los jóvenes “existen” a través de las redes sociales. Esto evidencia una necesidad de reforzar en ellos las precauciones a tomar frente a los peligros a los que están expuestos.

Por todo lo antes mencionado:
El desafío es generar en los adolescentes el sentido crítico y creativo en el uso de las redes sociales y las nuevas aplicaciones.
Es importante, como educadores, reflexionar sobre los argumentos de los intereses de los alumnos como así también con las necesidades reales frente a la cultura digital, generando estrategias que impacten en los procesos de enseñanza aprendizaje.
De esta manera se requiere de un cambio en el sistema educativo priorizando un abordaje diferente en las prácticas educativas.

About laura altamiranda