Home / sociedad / Una apertura con ritmos variados para el Festival de Alta Montaña

Una apertura con ritmos variados para el Festival de Alta Montaña

El folclore fue protagonista, pero también hubo melódicos, murga, tango y más en el inicio de esta 29º edición del encuentro lasherino que hasta el domingo se desarrolla con entrada libre y gratuita en el Camping Municipal de Uspallata. Esta noche de sábado se espera la presencia de Mario Vilurón

El valle de Uspallata, en el departamento de Las Heras, se volvió a vestir de fiesta para celebrar la 29º edición del Festival de Alta Montaña que hasta mañana domingo se desarrolla en el Camping Municipal. Con entrada libre y gratuita, y un espacio tentador para ranchos de comidas típicas, la cálida noche de este viernes dio la bienvenida a fuerza de una paleta musical que abarcó desde el tango y la murga hasta el folclore y la música romántica.
El predio recibió a vecinos lasherinos y turistas, como dos españolas que emprendieron un viaje de 10 meses por Sudamérica iniciando en Uspallta y con próxima parada en La Paz, Bolivia. Como todos los años, muchas familias mendocinas y foráneas eligieron acampar para no perderse el minuto a minuto del festival. Es que hoy sábado y mañana domingo, durante el día, se realizarán actividades ecuestres. La grilla festivalera arranca a las 20.30 horas.
El pórtico de ingreso al encuentro recibe a los visitantes con un variado patio de artesanías, que van desde mandalas hasta objetos en cerámica o bijú en metal. Más adelante, una gran carpa institucional brinda difusión acerca de la gestión del municipio comandado por Daniel Orozco, así como en ella se instaló un stand del Instituto Nacional de la Yerba Mate en el marco del convenio sellado el año pasado con la Municipalidad de Las Heras que busca unir la ruta de la yerba mate con la ruta sanmartiniana.
El talentoso grupo lasherino Alma Nueva Folcklore abrió anoche junto a la danza del ballet Raíces. Merlina, la cantante y artesana de Uspallata, ofreció un set arrabalero de tangos conocidos para darle paso al cuadro dancístico de los niños bailarines de la Escuela de Arte Folclórica Fortín Huarpe.
Llegaría el momento para que los locutores Antonio Ginart, Eliana Turca Mocayar y el uspallatino Miguel Pelaytay anunciaran un acto de reconocimientos en este marco. Distinciones entregadas por el intendente Orozco a la virreina departamental, la uspallatina Luz María Tello; a los hacedores culturales del departamento Claudia Montiel, Orlando Irusta y Miguel Videla; a los escaladores de Gendarmería Nacional que hicieron cumbre en el Aconcagua a fines de enero; y a la Asociación Cultural Sanmartiniana en honor al 202º aniversario del Cruce de los Andes.
La música romántica copó el escenario ante la presencia del joven cantante uspallatino Alexis Muñoz. Una potente banda acompañó también a Sebastián Scuderi para su repertorio de folclore cuyano. Y ese ritmo fue sostenido hasta el final de su actuación con palmas y baile de parte del público.
El ballet Sombras del Alba se lució con su despliegue coreográfico, para dar paso al show de Andrés Iacopini, dueño de un carisma único que en su larga trayectoria sólo el año pasado contabilizó 200 presentaciones. Y en Uspallata tuvo anoche en el escenario a un invitado especial: su pequeño hijo Santiago, ovacionado por los asistentes tras su participación vocal.
La noche llegaba a su punto álgido con Ricardo Dimaria y su participativo show, donde nadie se quedó quieto en su silla. Estuvo acompañado por la artista chilena Verónica Jara, brindó un popurrí de chacareras, cuecas y gatos, además del clásico tanguero “Milonga sentimental”.
El celebrado cantautor dedicó “Solcito de los Andes” a Priscila, una fan suya que fue a verlo y se emocionó con este tema de aires norteños que él escribió a su hija, y que formará parte de los temas de su próximo disco, “El abrazo de los Andes”, producido por Víctor Silione. A esa altura el Camping Municipal lucía repleto de gente.
Cuando la luna marcaba la medianoche, llegaría la hora del folclore cuyano en las voces y guitarras de la agrupación que más nos representa en la región: Los Trovadores de Cuyo. Entre cogollos, los parlantes resonaron con cuecas, gatos y tonadas mientras el público devolvía un esperado grito cuyano.
El humor de Venancio y Chingolo, habitués del festival, fue festejado nuevamente por el público uspallatino. El dúo no pierde vigencia y renueva su comicidad a fuerza de historias de vida común y cantos cuyanos que rematan a puro chiste.
Enfundada en un mono corto de estilo hippie chic con un tapado violeta fuerte largo casi hasta los pies, subió al escenario la artista más esperada de la noche: Roxana Carabajal, la “reina de la chacarera”. La santiagueña no se despegó al principio de sus chajchas (o pezuñas de cabra, típico instrumento de percusión norteño) para regalar un set de su folclore natal que inició con temas de su más reciente disco, “Autóctona”, como “Sólo un Dios”, “Bombo legüero” y “Despierta en los salitrales”, y siguió con sus sentidas versiones de los clásicos “Zamba para olvidar” y “La estrella azul” (himno de su tío Peteco).
De una simpatía única, Roxana arengó a los presentes a bailar chacareras, zambas y carnavalitos, hasta bailó en el escenario mayor con uno de los jóvenes presentes, acompañada por una banda de excelencia que también interactuó con la platea. Para los bises eligió cerrar con “La luz de tu mirar”, uno de sus éxitos y con el que cautivó al Festival de Viña del Mar en 2005. Y volvió a cautivar a los miles de espectadores del Festival de Alta Montaña.
Para la jornada de este sábado se espera las actuaciones de Folclore al Palo, Sueños Cuyanos, el dúo Oyarzábal-Barros, Los Chimeno y el humor de Daniel Aye y Roto Méndez. Cierra la noche sabatina la dupla del momento surgida de “La Voz Argentina”, integrada por el sanrafaelino Mario Vilurón y el cordobés Darío Lazarte.
El domingo cierra esta 29º edición a pura fiesta con Los Totora y el humor de Cacho Garay.
La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas