Home / sociedad / Hallan restos de una antigüa población en San Rafael, Mendoza

Hallan restos de una antigüa población en San Rafael, Mendoza

Investigadores del Conicet del Museo de Historia Natural de San Rafael y la UTN hallaron nuevos vestigios de antiguas civilizaciones que habitaron hace más de 1500 años, en un lugar de difícil acceso, en las nacientes del Río Diamante, en plena cordillera de Los Andes.

La expedición comandada por el doctor Gustavo Neme, retoma así una investigación que ya había tenido un par de antecedentes previos: la primera con el reconocido director del Museo de Historia Natural de San Rafael, Humberto Lagiglia y luego en 1994 otro grupo de cinco personas entre los que también estaban Lagiglia y Neme. Ahora, Neme regresa  equipo al sitio después de 25 años.

El sitio arqueológico se denomina ‘El Indígeno’ y se encuentra a orillas del río Barroso, a 3.400 metros sobre el nivel del mar, en uno de los faldeos del volcán Overo, el cual está libre de nieve solo entre los meses de enero a marzo. Se ubica muy próximo al antiguo Paso Leñas, en el límite con Chile.

De acuerdo a lo relatado por el equipo científico en la zona permanecen más de 130 estructuras en forma de habitación (pircas), de más de 1.500 años de antigüedad, las cuales contienen elementos hechos con piedras, piezas de cerámica y de basalto y huesos de animales, principalmente guanacos. Ahora comenzarán a realizar nuevas excavaciones.

Neme destacó que ese antiguo poblado fue descubierto por un grupo de andinistas a comienzos de los años setenta, quienes avisaron al entonces director del Museo de Historia Natural de San Rafael, Dr. Humberto Lagiglia, y desde entonces se realizaron dos breves campañas al lugar (la segunda y última fue en el año 1994), “pero la escasez de recursos y financiamiento permitió obtener resultados limitados los cuales se esperan ampliar con esta tercera expedición”.

Durante unas dos semanas y casi tres días de viaje a caballo entre ida y vuelta, el equipo que conforman una veintena de personas (incluyendo baqueanos), que excavaron en el lugar después de casi cincuenta años de su descubrimiento.

“El plan es instalarnos allí, relevar el sitio y sus alrededores y excavar algunas de las estructuras, dentro del proyecto financiado por la Fundación Williams y apoyado por la empresa Sominar”
Investigaciones previas aseguran que allí existen abundantes vestigios pertenecientes a antiguas poblaciones del actual territorio de Chile central.

El proyecto es financiado por la Fundación Williams y cuenta con el apoyo de la empresa Sominar, propietaria de los campos donde se encuentra emplazado El Indígeno.

Entre los interrogantes que los científicos buscan desentrañar se destacan el origen de la población, la alimentación, la duración de las ocupaciones humanas, el tipo de adaptación cultural a la altura cordillerana, las redes de intercambio y los motivos del emplazamiento en un lugar tan remoto y de difícil acceso.