Home / política / Coviar 2019: Cornejo “sangre, sudor y lágrimas”

Coviar 2019: Cornejo “sangre, sudor y lágrimas”

En el desayuno de la Corporación Vitivinícola, el Gobernador llamó a construir “una economía sana” junto a todos los sectores. Hizo un balance de lo realizado en su gestión para apoyar la vitivinicultura. Beneficios impositivos, el Fondo Anticíclico y la exitosa y rápida lucha contra la Lobesia botrana fueron algunas de las acciones mencionadas frente a la dirigencia política y empresarial.

En el inicio de la jornada más importante del calendario vendimial, el Gobernador Alfredo Cornejo brindó su discurso en el desayuno de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) remarcando su voluntad de trabajar junto productores y bodegueros. Destacó especialmente el trabajo de los obreros de la viña.

Un legado positivo
El mandatario, en su último discurso de gestión en este tradicional encuentro vitivinícola, dijo que uno de los ejes de su gestión es establecer un sistema de protección, disponer de herramientas que permitan la mejora competitiva “y resolver situaciones críticas planteadas por un contexto macroeconómico adverso”.

En el inicio de su discurso, el Gobernador Cornejo dijo que junto a su equipo dejará “un aporte verdadero y sostenible para al sector más importante de nuestra economía”.

Remarcó que el Seguro Agrícola es una herramienta que viene funcionando exitosamente, porque se está sobrecumpliendo lo que exige la ley en cuanto al adelantamiento en el plazo de los pagos. “Hoy los productores más afectados ya han cobrado el seguro agrícola, algo inédito en la historia del agro mendocino”, recordó Cornejo.

En cuanto a la Ley de Emergencia para el sector, sancionada durante la presente gestión, otorgó beneficios impositivos en cánones de riego, prórroga de vencimientos en instituciones financieras oficiales y mixtas, además de bonificaciones en tarifas eléctricas para riego agrícola.

Lucha contra el granizo y las plagas
La Lucha Antigranizo fue mencionada por Cornejo en un párrafo especial. Recordó que al asumir su gestión, en 2015, “la Provincia tenía en stock 217 bengalas para toda la campaña”, lo que alcanzaba para combatir sólo cinco tormentas graniceras. “Hoy dejamos un sistema en total y completo funcionamiento con cuatro aviones funcionando a pleno”.

Uno de los problemas principales que afrontó el sector de la vid fue la Lobesia botrana. Al respecto, el gobernador mendocino recordó que se implementó “un plan serio de erradicación para hacer frente a una plaga a la que durante más de seis años se la miró con preocupación pero de costado. Estamos prontos a declarar al Sur provincial como zona libre de la plaga”.

Cornejo mencionó que la reducción de la plaga fue del 95%, logro que también fue rescatado por el presidente de la Coviar, Ángel Leotta, porque esta acción positiva posibilita acceder a los mercados más exigentes del mundo.

Frente a la dirigencia del sector del vino, Cornejo mencionó la ley del registro de contratos para la comercialización de productos agrícolas, una herramienta para dotar de transparencia a las transacciones entre partes. “Legalizamos la relación comercial entre productores primarios e industriales, quienes deberán preacordar precios, formas de pago, calidad del producto y la cláusula de ajuste –explicó el Gobernador– que será obligatoria para el caso de los contratos cuyos plazos de pago superen los 90 días contados desde la entrega del producto”.

Más hectáreas y con mejores varietales
El Programa de mejora competitiva vitivinícola, que empezó en 2017 como una prueba piloto, se convirtió en una política de Estado que apunta a mejorar la calidad de nuestro parque varietal. Dentro de las acciones de apoyo a esta gran cadena de valor que es la vitivinicultura, el programa apunta a reconvertir 5.000 hectáreas, “y ya hemos intervenido en más de 1.700”. Al respecto, Cornejo fue enfático al decir que deja sentadas las bases “para duplicar la superficie beneficiada en el futuro inmediato”.

El Gobernador intervino con su discurso en esta mañana de Vendimia con el objetivo de poner en claro las acciones realizadas en su gestión en favor de la vitivinicultura y las tareas que quedan por delante, que también necesitan de la articulación de lo público y lo privado.

En este sentido, mencionó las líneas de financiamiento logradas, “con las tasas más competitivas del mercado para inversiones productivas, capital de trabajo y para incorporar tecnología destinada a potenciar la eficiencia energética, lo que les permite a los regantes rediseñar los sistemas de uso y extracción del agua y, de esta forma, atemperar la incidencia de los costos de la tarifa eléctrica”.

Reivindicaciones para la industria del vino
En coincidencia con los representantes de los productores, bodegueros y exportadores, Cornejo puso en valor la conquista que representó eximir al vino y los espumantes de impuestos internos, dado que amplía las ventajas del vino frente a bebidas sustitutas.

“Del mismo modo, logramos volver a colocar publicidad del vino en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, hecho que nos había sido vedado”, recordó Alfredo Cornejo en referencia a uno de los logros obtenidos gracias a la gestión aplicada a los intereses del sector y al consenso.

Las mejores tasas del mercado
Dentro de la estrategia de gestión frente a la falta de financiamiento, “el esfuerzo del Gobierno de Mendoza se centró en poner a disposición de productores y establecimientos vitivinícolas más de $1.000 millones para cosecha, acarreo y elaboración. Por otra parte, se bonificó la tasa de interés, al bajarla de 60% a 27%, que es la que hoy está disponible. Además, se inició el operativo de compra de uva para mosto con el objeto de incidir sobre el precio de la uva base, buscando elevar el precio pagado al productor”.

Más exportaciones de vino y mosto
En su discurso, Cornejo ofreció un dato importante que habla del impulso que desde la gestión provincial se dio a las exportaciones de vino, dado que en 2018 el complejo vitivinícola “dio un salto cuantitativo en materia de exportaciones. “A través de ProMendoza impulsamos acciones para que el sector vitivinícola del vino a granel aprovechara la ventana de oportunidades que se abrió a partir de las heladas que se habían producido en Europa. Logramos incrementar notablemente las exportaciones que llegaron a los 95 millones de litros y que esperamos se sostengan ya que el sector se ha organizado en una cámara específica”.

Respecto del mosto concentrado, hubo un crecimiento sustancial del 55% respecto del año anterior, recuperando gran parte de los volúmenes históricos con más de 57.000 toneladas.

Fondo Anticíclico
Otro de los puntos centrales y recientes de la gestión fue enfatizado por Cornejo cuando se refirió al Fondo Anticíclico Vitivinícola, “que demuestra una profunda vocación de liderazgo y una visión estratégica de conjunto, ya que este programa plurianual por cuatro años permite trabajar sobre las reformas estructurales que necesita la vitivinicultura”.

A la hora de buscar salidas a las dificultades en la industria del vino, el Gobernador advirtió que “el sector se encuentra atravesado por discursos autoreferenciales que repelen una visión sistémica y nos impiden llegar a soluciones de conjunto”.

Economía sana: una salida con esfuerzo y sudor
En el tramo final de su discurso, Alfredo Cornejo llamó al sinceramiento de todos los sectores. “Si no conocemos el diagnóstico, difícil será hallar la cura. Es por ello que las instituciones que agrupan a los actores de la cadena deben redoblar el esfuerzo y tener la osadía de encarar las reformas necesarias para poner al sector de pie”.

También dijo que “debemos construir una economía sana. Es un objetivo de todos los argentinos. Un objetivo que requiere decisiones políticas, liderazgo y también cultura respecto de esa economía sana. De la crisis se sale con esfuerzo y sudor”, indicó.

“Desde Mendoza hemos contribuido con equilibrio fiscal. Trabajando y  buscado con muchísimo esfuerzo y orden administrativo, que ha permitido bajar impuestos”, sostuvo. Además, agregó que sólo tres provincias en el país, entre ellas Mendoza, han bajado sus impuestos.

En los conceptos finales agregó que nuestra Provincia también aporta a esa “economía más sana” organizando el Estado y siendo eficiente en la prestación de servicios básicos como la educación y la salud.

Concluyó diciendo que debemos buscar mayor eficiencia para distribuir la renta de forma más equitativa “para combatir el verdadero flagelo que tiene nuestro país que es la pobreza estructural”.

Más voces en el encuentro de la Coviar
Este desayuno reúne en el Hotel Park Hyatt Mendoza no sólo a toda la dirigencia del sector vitivinícola y los sectores económicos de nuestro país. También congrega a los principales actores políticos que detectan en el desayuno de la Coviar una oportunidad para brindar su punto de vista y realizar sus aportes.

El turno de los discursos fue abierto por el titular de la Corporación Vitivinícola Argentina, Ángel Leotta. Se refirió a la acumulación de stocks y a las dificultades  en el precio de la uva y el vino. “Pedimos que el país sea seguro para que podamos producir y generar trabajo genuino”, indicó el dirigente, y agregó que el desafío que tiene la Coviar es establecer estrategias, disminuir las diferencias y hallar cosas que nos unan. Debemos definir una política de Estado interponiendo los intereses generales a los particulares”.

Leotta destacó el apoyo del Gobernador Cornejo y de legisladores nacionales para el desarrollo del enoturismo y el fortalecimiento del programa Vino Bebida Nacional. Reconoció que “son cosas que, en un escenario difícil, merecen festejarse” y agregó que el sector del vino  “revivirá, aguantará y prosperará”.

La mirada nacional
El ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, frente a los cientos de invitados reunidos en un hotel del centro de Mendoza este sábado la mañana, dijo que el país está mejor parado que en 2015, “pero todavía nos falta para estar en el lugar que queremos. De la mano de la competitividad queremos seguir exportando nuestros bienes a través del programa Argentina Exporta, el vino es una de las principales banderas. Desde el inicio de esta gestión abrimos 170 mercados nuevos”.

El funcionario nacional destacó también que se impulsó un convenio con el Banco Nación para facilitarles el acceso a los viñateros. “Lanzamos desde la provincia de Mendoza créditos para la Vendimia, pusimos las economías regionales en el centro de la escena. En toda la Argentina 25 mil trabajadores van a pagar menos impuestos, el beneficio de la medida para la vitivinicultura es generar empleo para 25 mil. Sabemos que dialogando y en equipo vamos a encontrar una solución”, sostuvo.

Por su parte, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, se refirió a la incipiente actividad vitivinícola en su provincia. “El vino comenzó como un proyecto boutique, hace dos años hemos duplicado la cantidad de hectáreas”. Morales coincidió con la visión del titular de la Coviar y dijo que el diagnóstico es “crudo pero real”.

En tanto, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, se refirió a la necesidad de atravesar y superar las contingencias económicas. “Es vital que nos hagamos cargo de nuestras responsabilidades. Pensemos en la mirada estratégica, en cómo podemos tener un modelo productivo, que requiere herramientas que el Estado debe tener en cuenta”.

En el encuentro participaron también la vicegobernadora de Mendoza Laura Montero; el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó; Javier González Fraga, presidente del Banco Nación, y el secretario de Ciencia y Tecnología de la Nación, José Lino Barañao,

También estuvieron el vicepresidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Luis Petri, entre otros legisladores nacionales; los exgobernadores de Mendoza José Octavio Bordón, Rodolfo Gabrielli, Arturo Lafalla, Roberto Iglesias y Julio Cobos, ministros y secretarios del Ejecutivo provincial y los intendentes de la provincia de Mendoza.

About Periodistas Cuyonoticias

skype: cuyonoticias twitter @cuyonoticias