El doble homicidio de los hermanos Kevin y Franco

Policiales 25/06/2022 Por Eduardo Luis Ayassa
Fueron buscados durante 20 días hasta que sus cuerpos fueron encontrados en una laguna en Maipú (Mendoza) Hay dos imputados a la espera del juicio por jurado.

francoykevinalvarezEste lunes se cumplirá un año de que la búsqueda en Mendoza de los hermanos Kevin, de 18 años, y Franco (28) Álvarez se transformara en lo que muchos presagiaban: un doble homicidio.

Fueron 20 largas jornadas en que cada mañana se abría la esperanza de que ambos aparecieran con vida, pero quiso el destino que el final fuera otro. El 7 de junio la madre de las víctimas los vio por última vez, después que salieran de su casa de la Colonia Bombal y tomaron un micro hasta Rodeo del Medio, donde la progenitora se bajó, mientras sus hijos continuaron hasta Los Corralitos, donde esperaban cobrar el salario por un trabajo de albañilería que habían realizado. Un último mensaje hizo referencia a que "volvemos más tarde porque todavía no cobramos...".

La laguna del Viborón 

Fue cerca de las 10 de la noche, después todo fue silencio. A la mañana siguiente la mujer hizo la denuncia por averiguación, paradero, dando inicio a la búsqueda de ambos jóvenes. Tarea que finalizó el domingo 27 de junio, cuando los cuerpos de los hermanos fueron hallados en la laguna del Viborón, en Rodeo del Medio.

Solo 24 horas después, la policía detuvo a cuatro hombres identificados como Fabián Dagostino de 51 años, a su hijo Axel de 21 y a los hermanos Omar (32) y Luis Andrada (37), que terminaron imputados por homicidio calificado por alevosía por el concurso premeditado de dos o más personas y por homicidio agravado por el uso de arma de fuego, según la intervención de la fiscal Homicidios Andrea Lazo.

Tres meses más tarde, la jueza Alejandra Mauricio, consideró que no había elementos suficientes para mantener esa medida y liberó a los hermanos Andrade (pero sujetos al proceso), manteniendo la prisión preventiva para los Dagostino.

Finalmente, ya sobre fines del año pasado, padre e hijo recibieron un nuevo revés judicial, esta vez en manos del juez Carlos Parma, magistrado que ratificó la prisión preventiva de ambos.


Ahora solo resta esperar el turno para el juicio que estará a cargo de un jurado popular le de al doble crimen el obligado punto final a un hecho de sangre que tuvo, en su momento, repercusión popular en todo el ámbito de la provincia.
 

Te puede interesar