El SM de Citroen un adelantado en el tiempo 

Tuercas 22 de abril de 2022 Por Eduardo Luis Ayassa
Nació en el año 1970 y fue, en su momento, el "gran turismo" francés, con motor Maserati, alcanzaba los 230 km/hora con 20 litros cada 100 kilómetros.

Citroen En la década del '70 se presentó, en el Salón de Ginebra, el Citroën SM, un vehículo prestigioso y potente, ausente en el país Galo, terminada la Segunda Guerra Mundial y que ponía a la marca de los "dos chevrones" el último gran turismo francés que salió a la calle en el momento del mayor esplendor de una historia que había nacido 60 años antes de la mano de André Citroën.

Fue producido en serie, con un motor V6 Maserati (empresa italiana que Citroën compró en los años '60) convirtieron a este nuevo modelo en el automóvil de tracción delantera más rápido del planeta que alcanzaba los 230 kilómetros por hora.

Adelantado en tecnología

Pero no todo fue velocidad, sino que sumó muchos elementos para la época, como el limpiaparabrisas automático (según la cantidad de lluvia) o la dirección asistida más avanzada para esos años, la primera con asistencia variable en función de la velocidad, suspensión hidroneumática y cuatro discos de freno que lo convirtieron en el coche con la menor distancia de frenado. 

En detalle Según el comentario de Valere Lourme, responsable del desarrollo de Citroën para América Latina, el SM era en realidad un gran turismo que debía cumplir las expectativas de quienes deseaban conducir rápido con un grado de confort semejante al de los mejores modelos de lujo...".

Describiéndolo como un auto que "era largo, bajo, muy elegante y apostaba de forma decidida por la aerodinámica (su coeficiente era de 0,26 extraordinarios para su época) gracias a soluciones como las ruedas traseras semi-carenadas y la matrícula cubierta tras una protección de plástico".

También señalo que del SM hubo versiones especiales, como la que se fabricó para el presidente de Francia, Georges Pompidou, que utilizó incluso Jacques Chirac, mientras que los modelos "normales" fueron conducidas por clientes internacionales como Leónidas Brezhnev (presidente de la URSS entre 1964 y 1982), el futbolista Johan Cruyff, Jay Leno y el actor Burt Reynolds.

El último SM Corría el año 1975, cuando el Citroën SM finaliza su producción. Decisión tomada dos años antes debido a la crisis del petróleo que influyó en una merma en la demanda de coches deportivos, con gran consumo de combustible, y este modelo SM se movía con 20 litros cada 100 kilómetros.

El SM fue un auto que se adelantó en el tiempo con unas 13 mil unidades recorriendo -a gran velocidad- sus rutas y calles del que hoy solo queda un hermoso recuerdo "tuerca".

Te puede interesar