Cuando Huracán Las Heras fue "local" en Rio Cuarto ante San Lorenzo

31 de marzo de 1985: Partidazo por el Torneo Nacional, cancha neutral a un solo partido entre el Globito lasherino y el Ciclón de Boedo.

En Rio Cuarto San Lorenzo eliminaba a Huracán Las Heras por penales
En Rio Cuarto San Lorenzo eliminaba a Huracán Las Heras por penales

San Lorenzo y Huracán Las Heras juegan en Rio Cuarto, ambos compartían el mismo puntaje, por lo que se decidió que jugaran un partido desempate para definir quién clasificaba a la ronda de ganadores.

Empataron 3-3 y debieron definir en a la tanda de los penales, en la que el equipo de Boedo venció por 3-2.Para San Lorenzo anotaron Insúa, Espíndola y Perazzo, mientras que para Huracán Las Heras lo hicieron Bravo y Moyano.

Una verdadera multitud de lasherinos viajó a Rio Cuarto para ver al Globito.

Escribía hace dos años atrás Fernando Montaña en El Ciudadano: Me recordaba la fecha, el amigo Rubén Lloveras, verdadero trovador del costumbrismo cuyano, con los traka-traka de tren en su cristalinidad emotiva y las tardes jubilosas de Alborada huracanense. "El 31 de marzo...", me decía desde sus libros de la buena memoria del Infanta. "El 31 de marzo", pensaba yo entonces...


Mire, que tiene días célebres Huracán Las Heras, pero ese podría ser considerado el día del hincha del Globito. Porque fue el epílogo de tardes y noches de fidelidad a la causa Puma. La northern song, el día del natalicio de la number one, "era la tarde cuando el sol caía, la tarde cuando fuiste mía, la tarde que te dí mi amor". Es cierto que el tren esperanza había arrancado unos años antes, con una base que peleaba los torneos de la Liga Mendocina y había tenido un hermoso corolario la noche primaveral de 1984 que desbancó al mismísimo Lobo aburrido de dar vueltas olímpicas. Pero el 31 de marzo del 85 fue especial.


De calles riocuartenses con aires de pueblo. Con gran cuervada y con habitantes surgidos de las tierras de la gesta sanmartiniana. Era Uspallata, la Cieneguita, el Algarrobal, la plaza, la calle San Miguel, el Callejón Martínez, la Independencia, El Plumerillo, el aeropuerto, la Lisandro Moyano y la Olascoaga...
En la tribuna blanca del "Ciudad de Rio Cuarto" se acodaron los lasherinos. Chicanas contra los de San Lorenzo, recordando el célebre 3 a 2 en el Malvinas Argentinas. Se pone en ventaja el Globo, luego de que Bachino bancara el rebote de su fallido penal. El ex Boca y el arquero Chilavert serán protagonistas de una curiosa tarde de récords. El primero por ser un antecesor de Martín Palermo, al marrar tres penales y el paraguayo por atajar cuatro. Todo en un mismo partido, claro.


Adentro del campo de juego, hay un ritmo electrizante; noventa minutos reglamentarios y un suplementario. Parece un capítulo de "La Casa de Papel". San Lorenzo parece sentenciar la historia al ponerse 3 a 1. Parece una hazaña porque jugaba con 9 hombres desde los 77'. Y encima Bachino tira afuera el que podría haber sido el descuento. Sin embargo, como en una aventura del profesor, de Berlin, de Tokio de Helsinski, de Nairobi, esos villanos de la serie española, dos contraataques de los mendocinos patean el tablero: el Grillo Guirado y Próstamo empardan el asunto. Es 3 a 3 y no hay garantías de que los corazones salgan indemnes de ahí. Hay penales y el vértigo prosigue. Arranca la serie el Globito: Gol de Pepe Bravo y gol de Espíndola para el Ciclón. Chilavert empieza a calentar el ambiente provocando a Próstamo, que patea haciendo lucir al paragua. Es el turno del rosarino García, que Galán también se turna en el lucimiento al atajarlo. Todo como antes. Bachino va por la revancha y comete la tercera torpeza: Chila a la derecha y desvía el remate del ex compañero de Maradona en el juvenil campeón mundial del 79. El Gallego Insúa aventaja a San Lorenzo y el Miliki Moyano deja la secuencia abierta. Si convierte Leonardo Carol Madelón será clasificación azulgrana, pero ¡Si lo sabe, ataje, Galán! Es manotazo del mendocino e igualdad. Y va José Berta a la pelota. Se pelea con el provocador Chilavert y el árbitro Teodoro Nitti (el mismo que una vez encabezó una lista opositora a Julio Grondona en AFA) mete la mano en el bolsillo... Pero nada, solo hay reconvención. Hace falta un médico y un enfermero allí, para tanto ritmo cardíaco. Le entra a la pelota el correntino entonces, ex Newell's, Boca y Racing y ... ataja el Paraguayo. Suspenso. Camina Walter Perazzo y es gol, clasificación para San Lorenzo.

José Luis Chilavert en S. Lorenzo ante HLH

Hay aplausos para todos por una tarde digna de fútbol, ese que nos hace amarlo hasta las últimas consecuencias. Un ganador y un derrotado, sí. Pero hay derrotas humillantes y otras que enorgullecen. Por eso el bravo Huracán Las Heras se iba con la cabeza en alto, como tantas veces en ese certamen. Luchar y gritar es amar, diría Litto Nebbia.

Y así luchando se iba del Nacional 85, por penales. Luchando como ese día del sismo ante Nicanor Otamendi, como en los empates ante Ñuls, como en la victoria ante Belgrano de Córdoba. Por ese 31 de marzo, el Globito podría fundar el día del hincha de Huracán Las Heras. Porque la fidelidad por la camiseta lo hizo posible a tantos kilómetros de Mendoza, en el Rio Cuarto que por unas horas se habitó de cientos de Pumas del Norte y la new generation de la 1.

Sintesis de CASLA vs HLH

Te puede interesar