Alegatos en el juicio a la "banda de los rionegrinos"

Policiales 24 de junio de 2021 Por Periodistas CuyoNoticias
Son seis sujetos que están acusados de un secuestro extorsivo en Mendoza y hoy es el turno de la fiscalía.

Tribunales Federales MendozaDespués de varias semanas desde que empezó el debate, este jueves la fiscal María Gloria André, comenzará su alegato en el juicio donde se ventila el secuestro de un joven empresario, ocurrido en el Bª Jardín Village, de Dorrego (Guaymallén-Mendoza), el 12 de julio del 2018.

Por este hecho, calificado como secuestro extorsivo agravado por la intervención de 3 o más personas y que el Código Penal prevé duras penas de cárcel, están acusados Germán Ezequiel Ibargoyen, Héctor Alexis Díaz, Nicolás Agustín Leal, Óscar Alberto Traico, Jorge Sixto Coria, Jonathan Ezequiel Tempesti, mientras Roberto Ángel Mauro Medina también imputado, pero que permanece prófugo. Ibargoyen, Díaz y Leal eran oriundos de la provincia de Río Negro, de ahí que se ganaron el mote de la “banda de los rionegrinos”, que después de varios allanamientos y en tres meses de investigación se logró atrapar a la banda.

El debate está presidido por los jueces María Paula Marisi, Alberto Carelli y Waldo Piña, mientras que la instrucción inicial estuvo en manos del fiscal Fernando Alcaraz. El hecho ocurrió a las 9 de la mañana del 12 de julio de 2018 cuando la banda sorprendió a un joven empresario en su casa de la manzana B del barrio Village, ubicado sobre calle Las Cañas en Dorrego (Guaymallén) y de donde se llevaron 3 mil pesos y algunos elementos electrónicos.

Sin embargo, el delito se extendió, cuando los sujetos subieron al joven a un vehículo y mientras recorrían algunas calles del Gran Mendoza, llamaron al padre de la víctima y le pidieron 4 millones para liberar al joven. Al final, casi una hora después, el hombre entregó 200 mil pesos, logrando que la banda liberara a su hijo.

Según el expediente que ahora sirvió de base al juicio, la “tarea” fue ejecutada por un grupo que dividió su accionar en tres ejes: uno se encargó del secuestro, de los llamados extorsivos y de cobro del rescate; otro se encargó de seguir al padre; y un tercero se ocupó de procurar los medios para obtener la cobertura del hecho y la impunidad de los intervinientes.

Finalmente la policía logró ubicar a la banda en un departamento de la calle Leónidas Aguirre en Ciudad de Mendoza, logrando el secuestro de una importante suma de dinero y algunos elementos utilizados en el secuestro del joven. 

Te puede interesar

Newsletter CuyoNoticias

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

Te puede interesar